•   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno uruguayo analiza legalizar la venta de marihuana en el marco de una serie de medidas que buscan combatir la inseguridad pública y que tienen como base la "guerra a la pasta base" de cocaína, confirmó el miércoles el vicepresidente Danilo Astori.

"Es una alternativa que se ha venido analizando, que puede implementarse de muy diversas maneras", dijo Astori a periodistas, añadiendo que "hay que estudiarlo muy bien".

El legislador explicó que "se están buscando caminos para enfrentar de la mejor manera posible y por diversos caminos el consumo de pasta base (de cocaína) que tanto daño le ha hecho a Uruguay en los últimos años y que está asociado al crecimiento del delito en el país".

Astori no dio más detalles del proyecto, que sería presentado en la noche del miércoles junto con más de una decena de medidas contra la inseguridad.

Según medios de prensa locales, el proyecto dejará en manos del Estado la venta de marihuana, con el objetivo de que los adictos a la pasta base se vuelquen hacia una droga considerada más blanda.

Además, el Estado llevaría un registro de consumidores para buscar impedir conductas adictivas y se establecería un máximo de cigarrillos mensuales por consumidor. Quienes se excedan serían obligados a someterse a tratamientos de rehabilitación.

El consumo y la tenencia para uso personal de marihuana no están penalizados en Uruguay, aunque sí lo está la comercialización. En la práctica, son los jueces quienes determinan si la cantidad que tiene una persona es para consumo propio o para la venta.

En los últimos cinco años los uruguayos aumentaron el consumo de alcohol y de marihuana, según los datos de una encuesta sobre Consumo de Drogas en Hogares realizada por la Junta Nacional de Drogas (JND) y difundida en mayo.

En Uruguay, con 3,2 millones de habitantes, el 8,3% de la población encuestada la consumió en el último año, lo cual representa unas 128.000 personas. Se estima que el 16,6% de los consumidores presentaron un consumo problemático en el último año.

En cuanto a inseguridad, entre enero y mayo se registraron 133 homicidios en todo el país, lo que representa un incremento de 70% en relación a los 76 casos denunciados en el mismo periodo de 2011.

El 20% de los casos fueron por altercados y disputas espontáneas, frente al 16% por ajustes de cuenta, el 17% motivado por una rapiña o hurto, y el 14% vinculados a violencia doméstica.

Además, las rapiñas (robo con violencia) aumentaron 10,9%, pasando de 5.960 denuncias a 6.612.

Apenas se filtró a la prensa la información sobre el plan del gobierno, la red social Twitter estalló en un cruce de mensajes entre legisladores del oficialismo y la oposición, a favor y en contra de la propuesta.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus