•   Bagdad  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un coche-bomba estalló la martes en la ciudad de Kirkuk, en el norte de Irak, al paso del automóvil de un juez, matando a dos personas e hiriendo a otras diez, entre ellas al magistrado, según fuentes médicas y de los servicios seguridad.

La bomba estalló cuando el vehículo del juez de la corte penal de Kirkuk, Abdullah Aziz, pasaba junto al hotel Kirkuk Palace, en el centro de la ciudad, declaró el general de brigada Sarhad Qader.

La explosión mató a dos personas y dejó diez heridos, incluyendo al juez, quien está en condición estable, según Qader.

El médico Mohamed Abdallah, del hospital de Kirkuk, informó en su lado de dos muertos y 12 heridos.

No se consiguió de inmediato la identidad de los fallecidos.

En otro incidente, desconocidos armados con armas con silenciadores mataron a tiros a una abogado en su automóvil, en el norte de Bagdad, dijo un funcionario del Ministerio del Interior.

Estos asesinatos elevan a 142 el número de personas muertas en ataques en Irak en una semana, más que durante todo el mes de mayo (132) de acuerdo con las cifras oficiales.

La violencia en Irak ha disminuido en forma considerable, en relación con los terribles años 2006 y 2007, pero no cesa.