•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Paraguay Fernando Lugo anunció este jueves que no renunciará y que se someterá a un juicio político de destitución aprobado por el Congreso, tras un choque armado que costó la vida a 6 policías y 11 campesinos el viernes pasado.

"Este presidente no va a presentar renuncia al cargo y se somete con absoluta obediencia a la constitución y las leyes a enfrentar el juicio político con todas sus consecuencias", precisó el jefe de Estado en un mensaje a la nación.

"Denuncio ante el pueblo que su voluntad está siendo objeto de un ataque inmisericorde por sectores que siempre se opusieron al cambio para que el pueblo sea protagonista de su democracia", manifestó el gobernante.

Acusó a los congresistas de haber abandonado la mesura, la reflexión y de llevar "a tambor batiente" el juicio para destituirlo.

Señaló que los opositores "quieren robar la suprema decisión del pueblo" que lo eligió en sufragio universal el 20 de abril de 2008.

Lugo realizó su declaración a la nación poco después de que la Cámara de Diputados aprobara casi por unanimidad el juicio político contra el presidente acusado de mal desempeño de sus funciones.