•   Luxemburgo,  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Eurogrupo afina las condiciones del rescate a la banca de España, tras conocer que en el peor de los escenarios el sector financiero español necesitará hasta 62.000 millones de euros, durante una reunión agitada en la que también se debatirá el plan de ayuda a Grecia.

La demanda oficial de ayuda al sector financiero de España se "hará en los próximos días", al tratarse de una "mera formalidad", anunció el ministro de Finanzas español, Luis de Guindos, a su llegada a Luxemburgo para una reunión con sus socios de la zona euro a la que también fue invitada la jefa del FMI, Christine Lagarde.

"Hoy vinimos a explicar cuál es la situación de la banca española", dijo el ministro. Lo "sustancial" es conocer los reportes de las auditoras independientes, argumentó.

Entre 51.800 y 62.000 millones
La consultora estadounidense Oliver Wyman calculó unas necesidades de 62.000 euros en el escenario más extremo, mientras que su competidora, la alemana Roland Berger, lo estimó en 51.800 millones de euros.

A partir de ahora "elaboraremos una hoja de ruta para la inyección de capital" a la banca española, con el objetivo de cerrar el acuerdo "antes de fines de julio", aseguró De Guindos.

Sin embargo, los ministros se quedarán sin escuchar la petición formal de Madrid, que podría ocurrir el viernes durante una minicumbre en Roma de Italia, Alemania, Francia y España, a la que viajará el presidente del gobierno Mariano Rajoy.

"Una vez que España haga el pedido de ayuda, nos pondremos a trabajar en ello Inmediatamente", señaló ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

Europa espera así calmar los nervios de los mercados. Pero poco antes del anuncio, los intereses de la deuda española se volvieron a disparar.

Falta establecer condiciones
Durante lo que se prevé como un caldeado verano boreal, los europeos también deberán revelar otros detalles del rescate que siguen en el aire como las condiciones que la zona euro le exigirá a España a cambio de los fondos, el plazo de devolución o el tipo de interés, barajando fórmulas que rebajen la percepción negativa en los mercados de la ayuda al sector financiero español.

Sobre todo que el rescate estará canalizado a través de un fondo público de apoyo a los bancos, lo que a la postre supondrá un aumento de la deuda del país.

Esta factura vendría acompañada de nuevas exigencias de austeridad en un momento en que el país, en recesión y con una tasa de desempleo del 24,44%, intenta reducir su déficit público del 8,9% del PIB al 5,3% este año.

Para aliviar la carga, la zona euro podría aprobar este mismo jueves la concesión de un año más, hasta 2014, para que España cumpla su meta del déficit del 3%.

En la cita de este jueves, o el viernes en Roma, se debatirá probablemente la idea lanzada por el mandatario italiano, Mario Monti, de que el fondo de rescate compre deuda española e italiana en los mercados secundarios, en lo que ha sido considerado como un rescate blando.

Persisten divisiones
Aún persisten divisiones entre los europeos sobre si el rescate al sector bancario español debe proceder del fondo de rescate temporal (FEEF) o del permanente (MEDE) que entra en vigor en julio. La diferencia es clave ya que el MEDE, en su condición de acreedor preferente, tiene prioridad sobre otro inversor para cobrar en caso de que el país se declare en cesación de pagos.

Además de España, Grecia acapara buena parte de los debates. Y según fuentes europeas el Eurogrupo prevé debatir una renegociación del plan de austeridad acordado con Grecia a cambio de la ayuda, que "se encuentra completamente descarrilado", según confió una fuente europea.

En Atenas, el nuevo gobierno de coalición conservador-socialista con apoyo de la izquierda democrática, ya anunció que pedirá a la UE y al FMI dos años más, hasta finales de 2016, para sanear sus cuentas, lo que podría suponer un nuevo préstamo de entre 16.000 y 20.000 millones de euros.

Y como si fuera poco, otro tema se coló en la agenda europea. Chipre, que representa el 0,2% de las economías de los 17 países de la zona euro, planea pedir ayuda para su sector financiero, dijo una fuente europea.

Los debates de la Eurozona se vislumbran complicadas y podrían durar varias horas. El objetivo es obtener algún consenso ante la cumbre europea del 28 y 29 de junio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus