•  |
  •  |
  • END

Las autoridades están buscando acercamientos con el máximo líder de las FARC, y para esta misión “hay dos personas con todo el apoyo logístico del gobierno”, informó el comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo, según informó el sábado el diario El Tiempo.

No fue posible de inmediato tener una versión del gobierno o de Restrepo, sobre lo que sería la primera mención oficial de una búsqueda de contacto directo con los jefes guerrilleros por parte del gobierno del presidente Álvaro Uribe.

Según el diario, Restrepo declaró al matutino: “Hay dos personas con todo el apoyo logístico del gobierno, dedicadas única y exclusivamente a mantener el canal de comunicación... con Alfonso Cano y Pablo Catatumbo”.

El funcionario, sin embargo, aclaró que hasta ahora no se había logrado ninguna clase de contacto con los jefes insurgentes, pero que simultáneamente se estaba “haciendo un trabajo persistente hacia los frentes guerrilleros que tienen a los secuestrados”, incluidos tres políticos y más de una veintena de militares y policías, algunos con 11 años de cautiverio.

“El gobierno mantiene abierto el camino del diálogo y si el señor Cano quiere reunirse conmigo, estoy dispuesto”, agregó Restrepo.

Restrepo explicó en la entrevista que los esfuerzos del gobierno están orientados a “ofrecer alternativas de reincorporación, legales y también económicas”, porque considera que es el camino más adecuado en el momento. Aseguró que el gobierno ha notado que “no hay un cambio en la política de las FARC. Siguen en su posición intransigente y obstinada”. Pero a pesar de ello, dice Restrepo, el gobierno “está dispuesto a avanzar en los caminos de la libertad”’.

Cano asumió el mando de las FARC el pasado marzo luego de la muerte del jefe y fundador de las FARC, Manuel Marulanda “Tirofijo”.

Expresó el comisionado que las FARC siempre han mantenido un doble lenguaje: “Por un lado, internamente, manejan un lenguaje de guerra, y hacia afuera, un lenguaje de diálogo”.

También afirmó que la información que él tiene “es que dentro de las FARC hay un afianzamiento de la posición terrorista”.