•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presión política sobre Paraguay tras la destitución del presidente Fernando Lugo aumentó este domingo, después de que Ecuador, Venezuela, Uruguay, Chile y Colombia retiraron o llamaron a sus embajadores en Asunción, mientras que el Mercosur suspendió a ese país para su próxima cumbre.

Argentina, Brasil y Uruguay, socios de Paraguay en el Mercado Común del Sur, Mercosur, también anunciaron ayer su decisión de “suspender al Paraguay, de forma inmediata y por este acto” de la Cumbre de Presidentes del bloque, que se realizará el próximo viernes en Mendoza, Argentina.

La decisión del Mercosur se produce después de que el propio Lugo afirmara a periodistas que irá a dicha cumbre en representación de su país, aunque todavía no hay ningún pronunciamiento oficial al respecto por parte del bloque regional.

Horas antes, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció en un acto militar transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión, que “retiramos al embajador, no reconocemos a ese Gobierno (de Federico Franco), y también vamos a retirar el envío de petróleo”.

“Nosotros no vamos a apoyar para nada ese golpe de Estado, ni directa ni indirectamente”, complementó Chávez, quien tildó de “ilegal” e “inconstitucional” el juicio “exprés” al que fue sometido Lugo por el Senado de su país.

También Ecuador decidió retirar a su embajador, mientras Uruguay aguardaba en Montevideo a su embajador para que informe “sobre los últimos acontecimientos” vividos en Asunción.

Uruguay: Lugo no tuvo garantías

Ayer, una declaración difundida por la Presidencia uruguaya, dijo que la destitución de Lugo “con características de juicio sumario”, “no tuvo las garantías esenciales del debido proceso”, y pidió que se convoque a nuevas elecciones “tan pronto como sea posible” en el país vecino.

A su vez, el presidente chileno Sebastián Piñera aseguró a la prensa que pidió a su canciller “que llame a nuestro embajador en Paraguay a consultas en nuestro país para poder contar con toda la información necesaria”.

“En los próximos días nos vamos a reunir los presidentes para, a la luz de los hechos ocurridos en Paraguay y tomando en cuenta los protocolos de defensa y protección de la democracia, que contempla tanto el pacto del Mercosur como de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), tomar las medidas que correspondan”, añadió.

Colombia también llamó a consultas a su embajador, ante el incumplimiento del “debido proceso” en la destitución de Lugo, quien, agregó, no pudo “contar con el tiempo suficiente para su adecuada defensa”.

De igual forma, el presidente peruano, Ollanta Humala, dijo ayer que “evalúa el retiro del embajador peruano en Paraguay”, tras asegurar que la democracia en ese país “está en riesgo”.

Funes tampoco reconoce a Franco

En Centroamérica, el Presidente de El Salvador, Mauricio Funes, dijo que su Gobierno “no reconoce la legitimidad de la designación del vicepresidente Federico Franco como presidente de Paraguay”, e instó a los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) a tomar “una posición en la misma línea”.

Estas medidas se suman a la tomada por Argentina, que el sábado por la noche dispuso “el inmediato retiro de su embajador en Asunción… hasta tanto se restablezca el orden democrático” en Paraguay.

Brasil, por su parte, también convocó a consultas a su embajador en Paraguay, y anunció que evalúa junto con sus socios del Mercosur y de la Unasur las medidas para hacer frente a la “ruptura del orden democrático” en el país vecino.

Frente a este panorama, el nuevo canciller paraguayo, José Fernández, descartó ayer que su país pueda ser “sancionado” por sus vecinos porque “no ha violado ninguna norma internacional”, y quitó hierro a la decisión de varios países de retirar o llamar a consultas a sus embajadores en Asunción, algo que calificó como un mero procedimiento.

Franco no asistirá a cumbre

También aludió a informaciones según las cuales la Unasur está convocando una reunión para el próximo miércoles para tratar la posible expulsión de Paraguay tras la destitución de Lugo. “¿Cómo la Unasur va a convocar a una reunión si Paraguay tiene la Presidencia temporal del bloque suramericano?”, preguntó durante una rueda de prensa.

Pese a la tranquilidad mostrada por el ministro, y antes del anuncio de sus socios de Mercosur, el propio presidente Franco reveló que no asistiría a la cumbre del viernes en Argentina porque el “ambiente no es propicio”.