•   La Paz,Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Policías amotinados y manifestantes progubernamentales chocaron este lunes en la Plaza de Armas de La Paz, en Bolivia, donde se halla el presidencial Palacio de Gobierno, en el marco de una rebelión de uniformados por mejoras salariales, sin dejar heridos, constató un periodista de la AFP.

Unos 1.000 policías se encontraban en una de las esquinas de la Plaza de Armas, a poco de la unidad antimotines UTOP, su cuartel general, cuando llegaron en la mañana por el lugar unas 500 personas de movimientos sociales y sindicatos aliados del presidente Evo Morales.

Los sindicatos afines al gobierno están convocando a una movilización en La Paz para defender al presidente izquierdista Morales, luego de que el mandatario y el gobierno denunciaron por dos días consecutivos que detrás de la revuelta de los agentes hay un intento de golpe de Estado, aunque no presentó pruebas.

No se pudo confirmar si Morales se encuentra en el Palacio de Gobierno, que está con las puertas cerradas. En el interior de las oficinas hay una nutrida seguridad militar que no ha intervenido.

Los policías y los manifestantes chocaron a golpes de puño y palos, sin causar heridos, y tras varios minutos los policías, todos vestidos de civil, lanzaron varias bombardas lacrimógenas para dispersar a los movimientos sociales, indígenas y juntas vecinales, observó la AFP.

Tras varios minutos, los activistas de movimientos sociales progubernamentales se replegaron a unas dos cuadras de la Plaza de Armas, que quedó bajo control de los policías rebeldes que aún están allí. El motín policial se ha extendido a todo el país.