•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El periodista estadounidense Greg Burke, de 52 años, corresponsal de la cadena Fox News, fue contratado por el Vaticano como "asesor para las comunicaciones", un cargo inédito con el que espera fortalecer la relación de la Santa Sede en este terreno, y en particular con internet.

"Creo que es lógico que en el Vaticano piensen mejorar la comunicación", aseguró en una charla con la AFP Burke, quien habla bien italiano.

El periodista televisivo, que fue también corresponsal de la revista Time, es miembro del controvertido movimiento ultraconservador Opus Dei, se ocupa de asuntos del Vaticano desde hace 25 años, es soltero y tiene también nacionalidad italiana.

"No puedo decir que todo debe cambiar, aunque claramente hay asuntos que deben ser modificados, lo ha dicho el propio Papa", reconoció Burke, quien asumirá el nuevo cargo en julio.

Nacido en San Luis, Misuri, y autor de varios libros, el periodista se propone "ayudar" para que la vieja máquina de las comunicaciones mejore.

Burke rechaza haber sido nombrado por presión del influyente episcopado estadounidense y descarta que su designación se deba al reciente escándalo de las filtraciones a la prensa, por lo que se encuentra detenido en el Vaticano desde hace un mes el mayordomo del Papa, Paolo Gabriele.

"Desde hace tiempo estaban pensando en hacer algo para mejorar la comunicación", reiteró tras recordar que lo habían contactado ya en mayo.

"De vez en cuando hablaré con la prensa, pero mi trabajo será sobre todo definir las estrategias de comunicación", explicó.

El periodista contará con una oficina en la Secretaría de Estado, uno de los departamentos más importantes de la Curia Romana, dirigida actualmente por el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado y blanco de los escándalos por las filtraciones de documentos reservados del Papa a la prensa, el llamado Vatileaks.

Para algunos observadores, con los escándalos se intenta presionar la salida de Bertone, mano de derecha del Papa y criticado por el mal manejo de la maquinaria vaticana.

El periodista dependerá directamente del subsecretario de Estado del Vaticano, el arzobispo Angelo Becciu, tercero en la jerarquía de la Iglesia, mientras que el portavoz, padre Federico Lombardi, permanecerá en su cargo.

Durante el largo pontificado de Juan Pablo II, un periodista laico español, Joaquín Navarro Valls, también miembro del Opus Dei y que había presidido la asociación de corresponsales extranjeros en Italia, ejerció durante unos veinte años como portavoz del Papa.

El pontificado de Benedicto XVI, iniciado en el 2005, se ha visto marcado por su difícil relación con los medios de comunicación y por numerosos escándalos, desde el encubrimiento de la pederastia hasta la filtración de documentos reservados.