•   Kampala, Uganda  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 18 personas murieron hoy en Uganda a causa de una avalancha de barro y escombros que sepultó dos aldeas en el distrito de Bududa (este), aunque se teme que la cifra de fallecidos sea mayor, confirmó a Efe la Cruz Roja ugandesa.

"Hasta este momento se ha confirmado la muerte de 18 personas y sus cuerpos han sido recuperados", explicó Catherine Ntabadde, portavoz de la citada organización en Kampala.

"No podemos, por ahora, calcular del número de personas que puede estar aún sepultadas. Nuestros equipos están sobre el terreno para hacer una rápida evaluación", señaló Ntabadde.

Según la responsable, dos días de lluvias torrenciales e inundaciones provocaron un deslizamiento en las proximidades del monte Elgon, lo que causó el alud que arrasó las aldeas de Namanga y Bunakasala.

Las autoridades temen un notable aumento del número de víctimas mortales, ya que hasta noventa casas podrían haber quedado enterradas.

Una avalancha similar ocurrida en la misma zona en 2010 causó al menos 350 muertos en la localidad de Nametsi, que quedó prácticamente sepultada.

El desastre obligó, además, al desplazamiento de unas 5.000 personas que fueron reubicadas en diferentes partes del país.

En los últimos años, las autoridades ugandesas han tratado de convencer a los residentes en esas áreas de riesgo para que abandonasen sus hogares, pero a menudo se han topado con una feroz resistencia.