• Mexico |
  • |
  • |
  • EFE

El candidato presidencial mexicano Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional, PRI, tiene asegurada su victoria en los comicios del próximo domingo si se confirman las encuestas divulgadas ayer.

La firma Consulta Mitofsky, una de las más respetadas del país, informó que, según su último sondeo preelectoral, Peña Nieto acumula una intención de voto del 44.5%, excluyendo los indecisos y quienes prefirieron no dar a conocer su preferencia.

El aspirante del PRI, que puede llevar al poder a su partido después que lo acaparara desde 1929 hasta el año 2000, es seguido por el candidato de una alianza izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, con el 29.4% de las preferencias.

Esos 15.1 puntos porcentuales de distancia dejan pocas dudas sobre la intención de voto. De hecho, los representantes de las casas encuestadoras coincidieron hace un mes que es prácticamente imposible que, según sus datos, alguien pueda superar a Peña Nieto.

En la encuesta de Mitofsky, la candidata del gobernante Partido Acción Nacional, PAN, Josefina Vázquez Mota, se queda finalmente con el tercer puesto, con un 24.1% de intención de voto, seguida, muy de lejos, por el aspirante del Partido Nueva Alianza, Panal, Gabriel Quadri, con el 2%.

Otras encuestas

Este sondeo fue elaborado con una muestra nacional de 1,000 electores entrevistados personalmente entre el 22 y el 24 de junio y un margen de error del 3.1%.

Otra encuesta realizada por la firma Covarrubias para el medio SDP/Noticias dio hoy una ventaja de 11 puntos a Peña Nieto (41%) sobre López Obrador (30%), mientras que Vázquez Mota queda con una intención de voto del 26% y Quadri el 3%.

Este último sondeo fue hecho con una muestra nacional de 1,500 electores entrevistados en sus viviendas entre el 21 y 24 de junio y un margen error del 2.53%.

Una diferencia contundente también la recoge la firma GEA/ISA, que elaboró una encuesta para el grupo Milenio y que concede a Peña Nieto 18.6 puntos porcentuales de diferencia sobre López Obrador. El aspirante del PRI logra un 45.5% de las preferencias y el candidato izquierdista un 26.9%.

El sondeo de Milenio fue elaborado con una muestra nacional de 1,152 votantes entrevistados entre el 22 y el 24 de junio, y con un margen de error del 3%.