• Asunción, Paraguay |
  • |
  • |
  • AFP

El ex presidente de Paraguay Fernando Lugo responsabilizó a su sucesor Federico Franco (antes vicepresidente) de posibles sanciones internacionales contra el país como consecuencia de su destitución por el Congreso vía juicio político, en un comunicado difundido el miércoles.

"Hacemos responsable al vicepresidente Federico Franco de cualquier consecuencia económica que pueda observarse a partir de esta descabellada aventura golpista", señaló el escrito del ex presidente.

Lugo fue destituido el viernes pasado tras un sumario juicio político "por mal desempeño de sus funciones" y sustituido por el entonces vicepresidente Federico Franco, una medida que despertó condenas unánimes en la región.

El manifiesto denunció "una intención perversa de sectores golpistas de sembrar desinformación" y adelantó que insistirá ante el secretario general de la OEA, el chileno Miguel Insulza, que visitará Paraguay el sábado, sobre el hecho de que la destitución "fue ilegal porque no se respetó el debido proceso".

"La misión de la OEA a Paraguay se suma a la preocupación por el proceso paraguayo y nuestro equipo jurídico ofrecerá todos los argumentos o pruebas de que no se cumplió el debido proceso", enfatizó el comunicado.

El ex gobernante se instaló desde el lunes en la sede del partido País Solidario que lidera su ex ministro del Interior, Carlos Filizzola.

En su escrito volvió a remarcar que sus adherentes mantienen una actitud pacífica en sus protestas, en aclaración a advertencias del oficialismo sobre supuestos planes de incitación a la violencia promovidas por el sector de Lugo.