• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • EFE

Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos (EAU) coincidieron hoy en sus mensajes de advertencia a Irán y la resolución del conflicto en Siria, con motivo de una reunión entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y el príncipe Mohammed bin Zayed Al-Nuhayan.

Los dos dirigentes, que se entrevistaron en la Casa Blanca, hicieron un llamamiento a Irán para que cumpla sus obligaciones internacionales en virtud del Tratado de No proliferación Nuclear.

Según un comunicado conjunto, ambos pidieron "una solución pacífica a la situación de las islas", en alusión a tres islas del Golfo Pérsico ocupadas por Irán, pero cuya soberanía reclaman los EAU.

EU "apoya firmemente" la iniciativa de Emiratos Árabes Unidos de resolver esta disputa "mediante negociaciones directas", añade la nota.

Según el comunicado facilitado por la Casa Blanca, ambos responsables trataron asuntos de seguridad regional, entre ellos Irán, Siria, la amenaza del terrorismo y la seguridad energética.

"Tanto el Presidente como el Príncipe expresaron la urgente necesidad de implementar el plan de (Kofi) Annan, para evitar más derramamiento de sangre en Siria y su apoyo a un plan de transición que responda a las legítimas aspiraciones del pueblo sirio", añade la nota.

Ambos países se comprometieron además "a mantener una lucha conjunta contra el terrorismo y las iniciativas de seguridad en la región", y hablaron de los programas para combatir el extremismo violento y las raíces ideológicas del terrorismo.

Obama y Al-Nuhayan resaltaron la importancia de la protección de las rutas de transporte críticas frente a las amenazas de agresión, el terrorismo y la piratería, y el presidente estadounidense felicitó al heredero por el anuncio de la apertura de un nuevo oleoducto que cruza EAU para evitar el estrecho de Ormuz.