• San Salvador, El Salvador |
  • |
  • |
  • AFP

Empleados del Ministerio de Hacienda de El Salvador cerraron por segundo día las fronteras terrestres para exigir al gobierno el pago de un bono de 1.000 dólares, mientras los empresarios del transporte reprocharon la medida de fuerza, informaron distintas fuentes.

El conflicto se desató luego de que el gobierno incumplió el pago del bono, previstó para el 19 de junio pasado, al cual tenían derecho unos 2.000 empleados entre personal administrativo de Hacienda y de las aduanas en las cinco fronteras terrestres, indicaron fuentes del sindicato de ese ministerio.

De su lado, la Asociación Salvadoreña de Empresarios del Transporte de Carga (ASETCA), criticó en un comunicado la decisión de los sindicalistas.

"Lamentamos que nuevamente las fronteras sean el elemento de presión más fuerte que sindicatos y organizaciones sociales utilicen para obtener sus propios beneficios a partir de dañar a nuestro sector (el del transporte)", sostuvo ASETCA.El gremio empresarial aseguró que "la mayoría de las fronteras no han atendido la importación y exportación" de productos.

"La afección no solo es nacional, sino regional e internacional, afectando el transporte y toda la cadena de abastecimiento del comercio transfronterizo de Centro América", precisó ASETCA.

Los transportistas solicitaron al gobierno y al sindicato del Ministerio de Hacienda "sentarse a dialogar" para resolver la situación.

Mientras se dirime la controversia, ASETCA demandó al gobierno "resolver" los congestionamientos en las fronteras sobre todo con mercaderías "perecederas, refrigeradas o insumos médicos".

El Salvador tiene tres fronteras terrestres: una con Guatemala y dos con Honduras.