• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • AFP

Miles de seguidores del ex presidente Manuel Zelaya salieron este jueves a las calles en Honduras, al cumplirse el tercer aniversario del golpe de Estado que depuso al entonces gobernante, constataron periodistas de la AFP.

Las marchas en casi todo el país se produjeron sólo tres días antes de que la esposa de Zelaya, Xiomara Castro, lance su candidatura para las elecciones primarias de noviembre próximo por el partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda).

"Tres años después, el pueblo está en las calles para que estas traiciones nunca más se vuelvan a repetir, vamos a la proclama de Santa Bárbara a lanzar la candidatura" de Xiomara, dijo Zelaya desde un vehículo en el curso de la marcha en la capital.

"Xiomara", "Xiomara", coreaban ondeando banderas rojo y negro en la capital unos 5.000 manifestantes, quienes caminaron desde la Universidad Pedagógica, este, hacia el centro de la ciudad, en un recorrido de unos seis kilómetros, proclamando como candidata presidencial a la ex primera dama.

Informes de Radio Globo y dirigentes zelayistas indican que las manifestaciones ocurrieron en la mayoría de las cabeceras de los 18 departamentos, donde recordaron y condenaron el golpe perpetrado el 28 de junio del 2009 encabezado por el Poder Judicial y el Congreso.

"El domingo esperamos el acompañamiento de todos los hondureños en resistencia, en una expresión popular para ganar las elecciones", dijo Castro de Zelaya a la AFP, mientras participaba en la bulliciosa caminata, la cual flanquearon policías antimotines.

Castro, de 52 años, lanzará su campaña el próximo domingo en Santa Bárbara, unos 200 km al norte de la capital, como candidata presidencial por Libre para las elecciones primarias del 18 de noviembre próximo.

"Vamos a demostrar con el voto de castigo que el pueblo hondureño va a dar el ejemplo a América Latina, que aquí el pueblo que se levantó inmediatamente después del golpe de Estado (y) hoy está reclamando el retorno al orden constitucional pero también el retorno de la tranquilidad", añadió Castro.

Tres años después del golpe hay "una economía que cada día ha venido en crisis, la seguridad agravada, con la muerte de periodistas y compañeros que levantaron la voz contra el golpe de Estado", lamentó.

Tras el golpe, Zelaya fue expulsado a Costa Rica. Posteriormente ingresó a Honduras y se refugió en la embajada de Brasil en Tegucigalpa el 21 de setiembre de 2009.

El 27 de enero de 2010 viajó a República Dominicana, donde estuvo hasta el 28 de mayo de 2011 cuando retornó a Honduras.

Zelaya está inhabilitado para postularse nuevamente a la presidencia, porque la Constitución prohíbe la reelección, pero tras regresar del exilio mediante un acuerdo con el presidente Porfirio Lobo, fundó Libre, con la base del frente de resistencia contra el golpe.

Lobo asumió el gobierno el 27 de enero de 2010, tras vencer en unos comicios que en principio fueron rechazados por gran parte de la comunidad internacional.