•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El canciller paraguayo, José Fernández, proclamó hoy que su país "es y será miembro del Mercosur" hasta que "soberanamente" decida lo contrario, y opinó que la razón de que Paraguay ocupe la agenda de Mendoza es "postergar" las críticas que Argentina iba a recibir de sus vecinos por sus trabas comerciales.

En un almuerzo con líderes gremiales paraguayos, Fernández Estigarribia recordó que en la cumbre de Mendoza, la presidenta argentina, Cristina Fernández, iba a ser censurada por sus otros tres socios de Mercosur por las dificultades que ha impuesto al comercio regional con sus nuevas medidas proteccionistas.

El rechazo argentino al relevo de poder en Paraguay tras la destitución por el Parlamento del presidente Fernando Lugo el passao viernes ha permitido postergar ese debate, observó.

El canciller dijo a Efe, sin embargo, que sigue "teniendo esperanza" de que Paraguay no será excluido del bloque, que suspendió su participación en la cumbre de mañana.

"A la larga, nos van a dar la razón", confió.

Esperanzados en la OEA

En su intercambio con los líderes gremiales, que expresaron un apoyo general al nuevo Ejecutivo de Federico Franco, el diplomático cifró sus mayores esperanzas en la misión de la OEA que llegará a Paraguay el próximo domingo, encabezada por su secretario general José Miguel Insulza, y estará en el país hasta el martes.

Como destacó, la reunión del miércoles del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) dejó patente que "existe una parte importantes (de países) que quiere reflexionar sobre lo que pasó" en Paraguay.

"Ese es el sentido de la misión de Insulza", que será quien "trazará la agenda de su misión" a Paraguay y tendrá todas las facilidades para reunirse con quien desee.

"Más difícil es el panorama de mañana" en la cumbre conjunta del Mercosur y la Unasur en Mendoza, admitió a los presentes, a los que explicó que su Gobierno está contestando con "mesura" pero con "firmeza".

Fernández Estigarribia cifró sus esperanzas en las "voces de moderación" que llegan de Uruguay, Brasil, Chile, Colombia o Perú, en el sentido de que no se decidan sanciones que afecten al pueblo paraguayo.

Saben que habrá sanciones políticas
A juzgar por sus palabras, el Ejecutivo da por sentado que habrá "sanciones políticas", si bien observó que tanto éstas como las económicas "no son ni justas ni legales".

"Creo que las medidas, si fueran extremadamente graves, serían en violación de la Carta de las Naciones Unidas", opinó, para asegurar que Paraguay utilizará toda "la artillería jurídica", principalmente esa misma Carta, para defenderse.

El diplomático no quiso entrar en debate sobre la presunta implicación de Venezuela en un intento de "sublevar" al Ejército a favor de Lugo -denunciada hoy por su colega de Defensa, María Liz García- y sólo observó que "si sucedió, fue gravísimo", habida cuenta de la Historia de Paraguay bajo regímenes militares.

Sí criticó la actuación de "dos o tres cancilleres" de la misión de la Unasur que estuvo en Asunción para mediar en la crisis durante el proceso contra Lugo, por haberse "excedido" en "sus declaraciones públicas", que "no estuvieron a la altura de las obligaciones internacionales que rigen este tipo de misiones".

El diplomático aludió también a las "voces más reflexivas" que se oyen en Europa sobre la situación paraguaya y al posible envío de una misión del Parlamento Europeo, a la que, dijo, recibirá "en la misma forma que a la de Insulza".