•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • AP

Paraguay retirará el apoyo a Taiwan en las Naciones Unidas en su demanda de ser reconocida como una república independiente y no una provincia rebelde de China, declaró el presidente Fernando Lugo.

''Ya no vamos a votar por Taiwán a pesar de que reconocemos las ayudas que prestó al país'', afirmó Lugo en una entrevista con el canal 2 de televisión, de Asunción, el domingo en la noche.

''La política exterior de Paraguay será independiente bajo mi gobierno, no se aceptarán condicionamientos. Queremos mantener relaciones diplomáticas con todos los países que tengan el mismo interés'', dijo Lugo.

El gobernante, en el poder desde el 15 de agosto, especificó que un probable vínculo futuro con China ''será analizado en el Congreso''. Paraguay históricamente se ha mantenido alejado de las naciones con regímenes comunistas.

En cambio, Paraguay y Taiwán mantienen tratos comerciales y diplomáticas desde 1957 y cada año, desde entonces, la representación paraguaya en la asamblea de la ONU solicita la inclusión de Taiwán entre los países libres y soberanos.

A cambio de ese respaldo, los gobernantes de la isla asiática han realizado anualmente donaciones millonarias para la construcción de viviendas populares, asistencia técnica para el desarrollo de algunos rubros agrícolas y cesión de decenas de becas para estudiantes paraguayos en universidades de la antigua isla de Formosa.

El moderno palacio Legislativo fue construido con un aporte, sin reembolso, de 20 millones de dólares. Fue inaugurado en agosto de 2003.

En la actualidad, el Senado tiene en su poder dos proyectos de leyes para la aceptación de un nuevo donativo de 71 millones de dólares de Taiwán y 5 millones de euros de Alemania.

En ocasión de la entrevista televisiva, Lugo reiteró que ''no seré influenciado en nada por el presidente (venezolano) Hugo Chávez porque es un hombre respetuoso de nuestra soberanía''.

''Mi gobierno no copiará ningún modelo político extranjero. Tenemos nuestra propia realidad diferente a la de otras naciones'', aclaró.

Confirmó que recibió una invitación del ex presidente cubano Fidel Castro ''pero estoy evaluando cuándo podré visitarlo. La revolución le dio a Cuba cosas muy lindas como la educación y la salud, pero tiene otros déficit... como en cualquier otro país. En este asunto no hay santos'', acotó.