•   México  |
  •  |
  •  |
  • AP

Familiares de los cuatro estudiantes mexicanos muertos hace seis meses en un ataque a un campamento de las FARC en Ecuador exigieron justicia frente a la embajada de Colombia, y dijeron que buscarán denunciar penalmente al mandatario colombiano Alvaro Uribe.

A seis meses del ataque militar colombiano y acompañados de algunas activistas, los familiares llamaron el lunes a realizar una protesta permanente frente a las representaciones colombianas en el exterior el primer día de cada mes para recordar la incursión en la que también murió el líder de las FARC, Raúl Reyes.

''Asesino, Uribe eres un asesino y lo vas a pagar... y cada lágrima que tiro va a ser una maldición para ti y para los tuyos'', dijo Ana María Ramírez, madre de Verónica Natalia Velázquez, una de las estudiantes mexicanas muertas.

''Hasta que nos muramos vamos a seguir exigiendo justicia'', señaló Rita del Castillo, madre de Juan González, otro de los fallecidos.

Su padre, Alvaro González, dijo que una de las acciones futuras que se analiza con grupos como la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos es la presentación de denuncias penales contra Uribe en México y Colombia.

Además de Velázquez y González, en la incursión al campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia murieron Fernando Franco y Soren Ulises Aviles.

También resultó herida la estudiante mexicana Lucía Morett, quien permanece asilada en Nicaragua y a la que una organización civil denunció en México por terrorismo, al considerar que tenía vínculos con la mayor guerrilla colombiana.

Los padres de Morett pidieron a la Procuraduría General de la República cerrar la denuncia penal en contra de su hija, quien aseguraron recibe tratamiento psicológico en Nicaragua por las secuelas que le dejó el ataque.