•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un total de 14 personas fallecieron en Chile, la mayoría en Santiago, debido a una ola de frío que ha causado el colapso de los albergues nocturnos para indigentes en las últimas semanas, informó este jueves el gobierno.

"Hay 14 personas que viven en la calle y que han muerto por hipotermia este año. Vamos a tomar más medidas, porque no queremos que nadie permanezca en la calle si tiene la posibilidad de irse a un albergue", dijo el ministro de Desarrollo Social, Joaquín Lavín, a la prensa.

La última víctima murió este jueves cerca de un popular mercado del centro de Santiago. Según la policía, el indigente falleció por hipotermia al quedarse dormido a la intemperie.

Así, se elevó a ocho el número de muertos producto del frío en Santiago que se suman a los seis fallecidos en las distintas regiones del centro y sur del país, golpeadas por una ola de frío que ha hecho descender las temperaturas hasta los -4°C en algunas comunas de la capital chilena, de seis millones de habitantes.

Las bajas temperaturas deben continuar hasta el fin de semana, según informó la Dirección de Meteorológica de Chile.

El gobierno y organizaciones ligadas a la iglesia Católica han abierto albergues para atender a los indigentes, pero no han dado abasto.

"La operación se ha tornado un poco compleja debido a la gran demanda que hay. Todos los albergues están al tope", dijo Andrés Millar, director de operaciones de la organización católica Hogar de Cristo.

El gobierno, por su parte, anunció un plan de invierno mediante el cual incrementará de 37 a 57 los albergues para los cerca de 12.000 indigentes que viven en las calles a nivel nacional, en los cuales reciben alimento, abrigo y atención médica.