•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

WikiLeaks empezó a publicar este jueves más de dos millones de correos electrónicos internos del gobierno de Siria de 2006 a 2012, que según su fundador Julian Assange ponen en evidencia al represivo régimen en el poder en Damasco, pero también a sus opositores.

“WikiLeaks empezó a publicar los archivos de Siria, más de dos millones de correos electrónicos de figuras políticas sirias, ministerios y compañías asociadas, que datan de agosto 2006 a marzo de 2012”, anunció una portavoz de WikiLeaks, Sarah Harrison, en una rueda de prensa matutina en Londres.

La portavoz declinó comentar sobre el contenido global de los mensajes, que difunde nuevamente con un grupo de periódicos de diferentes países, y sugirió que debido a la amplitud de los archivos --”más de ocho veces el famoso Cablegate”-- el examen del conjunto podría tardar algún tiempo.

Pero el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, fue más explícito en un comunicado enviado desde la Embajada de Ecuador, donde se encuentra refugiado desde hace más de dos semanas a la espera de una respuesta del Gobierno de Quito sobre su solicitud de asilo.

“El material es embarazoso para Siria, pero también es embarazoso para los opositores externos de Siria”, declaró el australiano de 41 años.

“Nos ayuda a no simplemente criticar a un grupo o a otro, sino a entender sus intereses, acciones y pensamientos. Solo a través de un entendimiento de este conflicto podemos pensar en resolverlo”, agregó.

Revelaciones impactantes

El presidente sirio Bashar al Asad está confrontado desde marzo de 2011 a una revuelta popular cuya sangrienta represión causó ya 16,500 muertos, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, una ONG con sede en Londres.

Los 2,484,899 de e-mails, escritos en varios idiomas, entre ellos el árabe y el ruso, “arrojan luz sobre el funcionamiento interno del gobierno sirio y la economía, pero también revelan cómo Occidente y las empresas occidentales dicen una cosa y hacen otra”, señaló WikiLeaks en un texto publicado en internet.

Una de las primeras revelaciones afecta al grupo industrial italiano del sector de la defensa, Finmeccanica, que según la web especializada siguió asistiendo al régimen sirio con su sistema de comunicaciones ultrasofisticado incluso después del inicio de la represión.

La información fue publicada este jueves por el semanario italiano L’Espresso en un artículo titulado “Finmeccanica ayudaba al dictador”.

El contrato de venta del sistema de telecomunicaciones Tetra de Selex Elsag, filial de Finmeccanica, grupo controlado por el Estado italiano, tiene fecha de 2008, pero Selex siguió enviando ingenieros a Damasco y asistiendo al régimen hasta un período reciente, afirman L’Espresso y el diario electrónico en español Público.es, dos de los medios de comunicación que se asociaron con WikiLeaks en esta filtración.

La página creada por Assange se dio a conocer internacionalmente con la divulgación de cientos de miles de documentos secretos estadounidenses sobre las guerras de Irak y de Afganistán, a los que siguieron 250,000 cables confidenciales de la diplomacia norteamericana.

El llamado “Cablegate”, difundido con la ayuda de varios medios de prestigio mundial, enfureció a Washington.

Desde entonces, Julian Assange, amenazado de extradición a Suecia como sospechoso de cuatro supuestos delitos de agresión sexual, se declara víctima de una persecución política y teme ser extraditado a Estados Unidos, donde según él podría ser acusado de espionaje y condenado a la pena de muerte.

Ese es el argumento que alegó cuando el pasado 19 de junio pidió asilo político en la Embajada de Ecuador, que el Gobierno de Quito está “estudiando seriamente” para tomar una decisión “fundamentada”, según dijo el miércoles a la prensa en Quito el canciller Ricardo Patiño.