•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Amnistía Internacional consideró este viernes como "un paso histórico hacia la justicia" en Argentina las condenas dictadas la víspera contra los exdictadores Jorge Videla y Reynaldo Bignone por un plan sistemático de robo de bebés hijos de detenidas desaparecidas.

"Las condenas contra Videla y Bignone muestran que nadie está por encima de la ley", afirmó Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina en un comunicado difundido en Londres por la organización de defensa de los derechos humanos.

"Es un paso muy significativo en el camino iniciado por Argentina en los últimos años para juzgar a los responsables de graves violaciones de los derechos humanos cometidas durante el último gobierno militar", agregó.

Videla (1976/81), de 86 años, y Bignone (1982/83), de 84, fueron condenados a 50 y 15 años de cárcel, respectivamente, aunque ambos deberán seguir cumpliendo penas de prisión de por vida.

Unos 500 niños fueron robados por militares, policías o allegados durante la dictadura, según la entidad humanitaria Abuelas de Plaza de Mayo, cuya labor ha permitido que 105 de ellos hayan recuperado su verdadera identidad.

En nombre de Amnistía, Belski instó al gobierno argentino a "continuar avanzando para que los que siguen siendo víctimas de estos crímenes recuperen sus identidades".