•   Montreal, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El canciller canadiense, John Baird, pidió el viernes que el presidente sirio Bashar al Asad y su guardia cercana fueran llevados ante la justicia por crímenes de lesa humanidad, al tiempo que criticó la actitud de Rusia en este caso.

El régimen de Bashar al Asad debe "rendir cuentas por los crímenes que está cometiendo y, en mi opinión, estos crímenes alcanzaron el nivel de crímenes de lesa humanidad", declaró Baird durante una rueda de prensa telefónica luego de una reunión internacional de los Amigos del Pueblo Sirio, que reunió a representantes de un centenar de países en París.

Baird consideró además que Rusia es un "obstáculo significativo" para la resolución del conflicto en Siria.

La actitud de Moscú "no hace más que bloquear la implementación de sanciones de la ONU, y permite a este régimen aguantar. (Rusia) debe reflexionar sobre el papel que quiere tener en un mundo civilizado", agregó Baird, quien precisó que en adelante Canadá y sus aliados serán "más firmes" con Rusia.

Según el Observatorio sirio de los Derechos humanos, con sede en Gran Bretaña, 16.500 personnas murieron desde el comienzo de la revuelta en Siria a mediados de marzo de 2011.