•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy el asesinato de un transexual, cuyo cuerpo fue encontrado a las afueras de la localidad mexicana de Bellavista y es el segundo registrado en el estado de Nayarit en junio.

Según la información recibida por la CIDH, el asesinato del transexual identificado como Vicky o como Axel, se produjo el 19 de junio aunque su cuerpo fue encontrado cuatro días más tarde en Bellavista, una población cercana a Tepic, la capital del estado.

En Tepic fue encontrado muerto el pasado día 20 de junio Octavio Hernández Villanueva, un transexual de 16 años, que presentaba una lesión por arma blanca en el cuello.

La CIDH recordó en un comunicado que "es obligación del Estado investigar de oficio hechos de esta naturaleza y sancionar a las personas que resulten responsables".

La Comisión instó al Estado a investigar el caso e incluir entre los posibles motivos del asesinato "la orientación sexual de la víctima".

El organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), que vela por los derechos humanos en el continente, denunció que continúan recibiendo información sobre asesinatos, torturas, detenciones arbitrarias y otras formas de violencia y exclusión contra lesbianas, gays y personas transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI).

Asimismo, lamentó que "con mucha frecuencia no se abran líneas de investigación que tengan en cuenta si el delito fue cometido en razón de la identidad de género u orientación sexual de las víctimas".

Y denunció que la "inefectividad" de la respuesta estatal "fomenta altos índices de impunidad, los cuales a su vez propician su repetición crónica, sumiendo a las víctimas y a sus familiares en la indefensión".

La CIDH urgió al Gobierno mexicano a adoptar acciones para evitar estos abusos a los derechos humanos y garantizar que las personas LGTBI "puedan ejercer su derecho a una vida libre de discriminación y violencia".

El organismo sugirió la adopción de políticas y campañas públicas, así como las reformas necesarias para adecuar las leyes a los instrumentos interamericanos en materia de derechos humanos.