•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Los diez niños que estaban secuestrados por una banda armada en la selva de Perú y que fueron rescatados por militares llegaron hoy a Lima con el presidente Ollanta Humala.

El jefe de Estado explicó, en declaraciones a la prensa, que los niños estaban en un campamento, en una zona de difícil acceso, en la localidad de San Martín de Pangoa, en la región Junín, al cual se pudo ingresar por la destreza de los militares a cargo del operativo.

La zona donde estaban los niños pertenece al Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), en la que una facción de exintegrantes del grupo terrorista Sendero Luminoso suele secuestrar a menores para integrarlos a su columna aliada al narcotráfico, a la que denomina "pioneritos", según diversas investigaciones periodísticas.

Humala agregó que los niños, de entre dos y siete años, habían sido secuestrados para chantajear a la población del campo "a fin de que apoyen a esta banda de terroristas" y "fidelizar a sus combatientes".

Los niños serán albergados por el Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif) en Lima, mientras que el Ministerio Público investigará en la ciudad de Mazamari a las once personas detenidas en el operativo de rescate de los menores.

Humala añadió que "hay más niños y adolescentes que están capturados y adoctrinados de manera permanente" por el mismo grupo armado, razón por la cual continuará la tarea del Estado por encontrarlos.

El gobernante agregó que también se ha detenido a 11 personas, entre las cuales hay un alto mando terrorista herido, y se decomisó armamento usado por los secuestradores.