•   Trípoli, Libia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de la Comisión Suprema Electoral, Nuri al Abar, dijo hoy en una rueda de prensa que 101 colegios electorales de los 1.554 ubicados en las distintas circunscripciones del país, no abrieron sus puertas por razones técnicas o de seguridad.

En la primera rueda de prensa que ofrece Al Abar desde la apertura de los centros de votación, el presidente de la comisión electoral precisó que el 94 por ciento de los colegios habían comenzado a acoger a los votantes con normalidad a partir de las 8.00 hora local (6.00 GMT).

Al Abar comentó que hasta el mediodía la participación había sido "buena en algunos sitios y muy buena en otros" a pesar de las altas temperaturas, aunque no ofreció ninguna cifra.

Convocados a elecciones

Dos millones ochocientos mil libios están convocados hoy a las primeras elecciones que se celebran desde 1964 y, por su puesto, desde la muerte del dictador Muamar Kadhafi, el pasado 20 de octubre.

Al Abar precisó que algunos colegios, como en la zona de Al Wahat o Kufra, en el sureste, la apertura se pospuso varias horas debido al retraso en la llegada de los materiales necesarios para la votación.

Al Abar confirmó, asimismo que en la ciudad de Ajdabiya, también en el este habían reabierto 17 centros de voto, después de permanecer temporalmente cerrados debido a varias agresiones.

Respecto a los robos de material electoral en la región de Brega, al oeste de Ajdabiya, que también obligó al cierre de los centros electorales, Al Abar indicó que ya había sido enviado nuevo material y que estaban a la espera de poder reabrir los colegios.

Asimismo, mencionó que una disputa tribal en la ciudad de Al Quba, en la región oriental de Yebel al Ajdar, también había obstaculizado la buena marcha del proceso.

Situación de seguridad

Por su parte, el portavoz del Ministerio del Interior, el oficial Aref al Juya, reconoció que la situación de seguridad había obligado en algunas zonas a suspender la votación, aunque indicó que las fuerzas de seguridad habían logrado restablecer la calma en muchas de estos lugares.

Los principales problemas se han registrado en el este del país, donde desde el pasado mes de marzo, numerosas voces llaman al establecimiento de una Libia federal, compuesta por una provincia occidental, con Trípoli como capital, otra oriental con Bengasi como principal centro urbano y una meridional, con la ciudad de Sebha a la cabeza.

Asimismo, muchas personas en esta región han denunciado un reparto desigual de los 200 escaños del Consejo Nacional General, y sostienen que Trípoli sale injustamente beneficiada con 100 diputados, frente a los 60 de Bengasi o los 40 de Sebha.