•   Bengasi, Libia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

"Somos los que lanzamos la rebelión y hoy nadie se preocupa por nosotros", lamentan algunos libios de Bengasi, cuna de la revolución contra Muamar Kadhafi que este sábado vivió incidentes en las primeras elecciones en varias décadas.

Unos 200 manifestantes se congregaron el sábado por la mañana en una gran plaza de esta ciudad del este del país, baluarte de la contestación que acabó con el régimen de Kadhafi.

Se vieron rodeados por coches de ciudadanos que apoyaban las elecciones hasta que llegó una decena de vehículos del ejército con soldados disparando al aire.

Destrozos en automóviles

Pero en cuanto los militares se fueron, los manifestantes arremetieron contra los civiles que los habían rodeado y causaron destrozos en varios automóviles.

"Somos los que lanzamos la rebelión y hoy nadie se preocupa por nosotros. Nadie quiere hablar con nosotros. Todo lo que pedimos es un proceso democrático adecuado", declaró uno de los manifestantes que dice llamarse Fuad al Obeidi.

"Primero hay que escribir la Constitución y luego ya organizaremos elecciones con el mismo número de escaños para cada región. Boicoteé las elecciones junto con mi familia", precisó a la AFP este funcionario de 32 años.

Los incidentes fueron provocados por autonomistas que denuncian el reparto de escaños en la futura Asamblea (100 escaños para el Oeste, 60 para el Este y 40 para el Sur).

El sitio de la revuelta

Fue en Bengasi donde se lanzó la revuelta contra el régimen de Kadhafi a mediados de febrero de 2011, en la estela de la Primavera Árabe en dos países vecinos: Túnez y Egipto.

El movimiento se transformó en un conflicto armado que dejó miles de muertos y causó la caída de Kadhafi en agosto y su muerte el 20 de octubre, después de 42 años en el poder.

Abduljauad Chaduan, un conferenciante de 49 años que apoya el proceso electoral, desaprueba la actitud de los manifestantes.

"Puedo comprender sus opiniones pero no es el método correcto. Estamos construyendo una nueva Libia y las acciones de esta índole no hacen más que poner en entredicho la construcción de un nuevo país", lamentó.

"Pero esto no detendrá los progresos en Libia. El resultado de las elecciones no tendrá precedentes. Será histórico", añadió.

En el sudoeste de la ciudad, según testigos, unos hombres armados atacaron urnas instaladas en un colegio, destruyendo algunas de ellas y efectuando disparos al aire antes de darse a la fuga.

Rompieron urnas y robaron material

"Alrededor de 60 hombres y algunas mujeres entraron en el colegio hacia la 13H00 (11H00 GMT), rompieron urnas y robaron material electoral", declaró a la AFP Ahmed Saleh, un observador electoral.

Según él, "unos hombres armados dispararon al aire y las balas alcanzaron el edificio del colegio, haciendo añicos los vidrios".

Antes, ya había habido incidentes en otro colegio electoral de Bengasi y en centros de votación del este de Libia.

En algunas localidades, los colegios electorales se vieron obligados a cerrar sus puertas, sin por ello mermar el entusiasmo de los votantes.

Mezquitas en horas de la mañana

"Voto hoy por una nueva Libia que vamos a crear gracias a la sangre de nuestros mártires", aseguró Abdel Jalil Mansur, empleado del aeropuerto de Bengasi, acompañado por su hija Arua de cinco años envuelta en la bandera libia.

Los altavoces emitían canciones patrióticas y versículos del Corán recitados en las mezquitas desde primeras horas de la mañana.

Hueida Abdul Sheij, de 47 años, fue una de las primeras en votar en Bengasi.

"Tengo la sensación de haber desperdiciado mi vida hasta ahora, pero mis hijos tendrán una vida mejor. Todo lo que necesitan es un empujón, y creo que los nuevos dirigentes darán ese impulso", estimó.