•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

Las lluvias y las violentas inundaciones dejaron al menos 134 muertos en la región rusa de Krasnodar (suroeste) y ayer sábado los equipos de rescate seguían buscando otros cuerpos en esta zona rusa del Cáucaso, a orillas del Mar Negro.

Según el último balance, 123 cuerpos fueron hallados en el distrito de Kymsk, una zona, a 20 km del mar, aquejada por una crecida de varios metros de altura durante la noche, indicó la Policía.

Numerosas víctimas no pudieron ser identificadas, precisó a la AFP un responsable de la fuerza especial de catástrofes naturales.

Otros nueve cuerpos fueron hallados en la ciudad costera de Gelendjik, un poco más al oeste, a orillas del Mar Negro, y dos más en la ciudad portuaria vecina de Novorosisk.

Según las autoridades locales más de 12,000 habitantes y 4,000 viviendas fueron afectadas.

Un fotógrafo de la AFP en el lugar vio viviendas devastadas, el nivel del agua alcanzó en la mayoría de los casos el primer piso, los vehículos estaban volcados y los animales muertos a la vera de las carreteras.

El presidente ruso, Vladimir Putin, se dirigió a la zona siniestrada, indicó el Kremlin.

“El presidente sobrevoló en helicóptero las zonas más afectadas por las lluvias y las inundaciones”, dijo el Kremlin agregando que Putin se encontraba ayer por la noche en Krymsk para una reunión de crisis.

Según varios testimonios, durante la noche, hacia las tres de la mañana, hubo una gran inundación que sorprendió a los habitantes mientras dormían.

“El agua subió muy rápido, inundó la planta baja de las casas en cinco o 10 minutos, se llevó los bordes de las aceras e incluso trozos de asfalto”, explicó por teléfono a la AFP una habitante de Krymsk, Tatiana Antonovna.

Otros testigos citados por la agencia Ria Novosti hablaron de un “muro de agua” que lo arrasaba todo a su paso.

Según la agencia Itar-Tass, el nivel del agua alcanzó los siete metros en el distrito de Krymsk.

121 muertos en India y millones de desplazados

En India al menos 121 personas murieron y casi seis millones tuvieron que dejar sus casas a causa de las lluvias estacionales del monzón, según un nuevo balance.

“Un total de 121 personas murieron hasta ahora en incidentes distintos. 105 se ahogaron cuando intentaban huir de las inundaciones y otras 16 murieron en los deslaves provocados por las fuertes lluvias”, indicaron las autoridades locales en un comunicado.

El servicio de metereología advirtió que la lluvia seguiría cayendo sobre la región en las próximas 24 horas.

El estado de Assam fue el más afectado por las precipitaciones, que provocaron el desbordamiento del río Brahmaputra. La lluvia también cayó en los estados vecinos de Arunachal Pradesh, Manipur y Meghalaya, sin provocar muertes.

El gobierno de Assam abrió campos provisionales para albergar a los desplazados. Según las autoridades, 26 de los 27 distritos que tiene el estado se vieron afectados por las inundaciones, que destruyeron miles de viviendas, cortaron carreteras y dejaron bajo el agua terrenos agrícolas.

El monzón, el viento que cruza el subcontinente indio de junio a septiembre, es crucial para millones de agricultores del país pero al mismo tiempo provoca cada año grandes inundaciones.