•   Hanói, Vietnam  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Cuba, Raúl Castro, se reunió este domingo con los dirigentes vietnamitas después de pasar cuatro días en China para fortalecer los vínculos entre los aliados comunistas y discutir su transición hacia el capitalismo, que Hanói inició hace más de 25 años.

Raúl Castro había iniciado el sábado su primera visita como presidente cubano a Vietnam, principal proveedor de arroz de la isla caribeña.

"Esta visita está destinada a consolidar y a fortalecer las relaciones de solidaridad, amistad y cooperación globales entre los partidos, los Estados y los pueblos de los dos países", explicó el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores vietnamita, Luong Thanh Nghi.

El líder cubano se reunió con las tres principales figuras del régimen autocrático: el secretario general del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong, el presidente Truong Tan Sang y el primer ministro Nguyen Tan Dung.

La visita de Castro a China y Vietnam, dos de los últimos Estados comunistas que quedan en el mundo, se produce en un momento en que La Habana trata de emular los logros alcanzados por estos países con la incorporación de la economía de mercado.

Vietnam y Cuba mantienen estrechos lazos políticos y económicos desde hace varias décadas.

Fidel Castro, el padre de la revolución cubana, retirado del poder desde 2006 por motivos de salud, visitó Hanói por última vez en 2003.

El dirigente cubano tendrá la oportunidad de "estudiar el modelo de desarrollo económico de Vietnam", dijo un diplomático vietnamita.

En 1986, Vietnam lanzó la "Doi Moi" (Renovación), una política de reformas que lo abrió progresivamente a la economía de mercado.

Su visita "es importante para Vietnam, pues ayuda a consolidar una alianza política e ideológica tradicional entre ambos países", agregó, antes de destacar que es importante ya que tiene lugar cuando Hanói y Pekín se enfrentan por problemas territoriales en el Mar de China Meridional.

Durante la visita de cuatro días a China, los gobiernos de ambos países firmaron ocho acuerdos en temas de cooperación económica, agricultura, aduanas, telecomunicaciones y tecnología.

China es el segundo socio comercial de Cuba, después de Venezuela. El intercambio comercial entre los dos asciende a 1.900 millones de dólares, con un balance de 1.223 millones de dólares a favor del país asiático. Además, Pekín tiene inversiones en la isla en sectores como transporte, petróleo, equipos electrodomésticos y de comunicación, además de ser fuente de créditos.

Por su parte, Vietnam es el principal proveedor de arroz a Cuba y realiza exploraciones en materia de hidrocarburos en el Golfo de México. También es un socio importante en el sector de la electrónica.

Sin embargo, en 2010 los intercambios bilaterales se limitaron a 269 millones de dólares (214 millones de euros), según las cifras cubanas.

El secretario general del Partido Comunista vietnamita viajó a La Habana en abril, donde se reunió con el presidente y con Fidel.

Entonces Trong dijo que Cuba estaba efectuando reformas que Vietnam había emprendido en la década de los 80, y que han llevado "cambios muy positivos" al país.

Una fuente diplomática aseguró que no está prevista la firma de ningún acuerdo durante esta visita de Castro a Hanói.