•   Kabul, Afganistán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Rodeada de por al menos 50 hombres sentados en el suelo y agrupados en los tejados de las casas, Najiba, de 22 años escucha su sentencia.

Cubierta con un velo grisáceo y dándoles la espalda se ve sentada en el suelo sin moverse mientras se escucha la voz de un hombre que parecía el juez. Este la condena a muerte e inmediatamente se oye un disparo y luego otro, el tercero atraviesa la cabeza de Najiba, quien cae inmediatamente recibiendo seis tiros más.

La ejecución de Najiba, quien era acusada de haber cometido supuestamente adulterio, fue captada en un video que ha relanzado la polémica sobre los avances de la condición de las mujeres en Afganistán tras diez años de presencia internacional.

Responsabilizan a los talibanes

En la grabación se logra ver entre los presentes, únicamente hombres, algunos grabaron la escena con sus teléfonos celulares mientras otros pedían al asesino que dejara de disparar.

Roshna Khalid, una portavoz de la provincia de Parwan, responsabilizó a los talibanes de la ejecución de la mujer “Najiba fue detenida por los talibanes por haber mantenido “relaciones” (extraconyugales) con un comandante talibán del distrito de Shiwari, en la provincia de Parwan, y por esa razón la condenaron a muerte”, dijo.

Khalid afirmó que el presunto amante de Najiba se dio a la fuga.

Los talibanes, por su parte, atribuyeron la ejecución pública a un conflicto tribal, y negaron estar involucrados en el asesinato.

“Estamos investigando el asunto desde ayer y, de acuerdo con la información que nos han facilitado nuestros combatientes en el área, no estamos implicados en el caso”, dijo el principal portavoz taliban Zabiuallah Mujahid contactado telefónicamente desde Kabul. “Debe tratarse de un conflicto entre tribus de la zona”, dijo.

La congresista Fawzia Koofi dijo al enterarse del caso que es un gran retroceso en materia de los derechos de las mujeres en Afganistán. “Creo que tendremos que hacer algo serio sobre esto, tenemos que hacer algo como mujeres, pero también como seres humanos”, expresó. “Ella ni siquiera dijo una palabra para defenderse”, declaró mientras veía el video de la ejecución que le arrebató las lágrimas.