•   Culiacán, México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un enfrentamiento a tiros entre policías y pistoleros en un municipio de Sinaloa, en el noroeste de México, dejó el lunes siete agentes de seguridad y cuatro delincuentes muertos, informó la fiscalía estatal.

Este hecho estuvo precedido el domingo por un atentado contra la casa del alcalde de Guadalajara, la segunda mayor ciudad del país, que dejó a dos oficiales heridos, el hallazgo de 10 cadáveres (siete de ellos mutilados) en la ciudad de Torreón y un ataque contra un bar en Cuernavaca con dos muertos.

"Tenemos siete policías ministeriales (estatales) muertos por una emboscada que terminó en enfrentamiento, porque los nuestros repelieron la agresión y lograron dar muerte a cuatro de los agresores", dijo un portavoz de la Procuraduría (fiscalía) General de Justicia de Sinaloa.

El tiroteo, que tuvo lugar en El Fuerte, una localidad turística de Sinaloa, se saldó por otros dos agentes heridos.

En Guadalajara (550 km al noroeste de Ciudad de México), dos policías que vigilaban la casa del alcalde de esta ciudad, Francisco Ayón, resultaron heridos por esquirlas cuando un indivudo a bordo de una motocicleta lanzó una granada contra su patrulla en la noche del domingo.

"No les tenemos miedo, vamos a seguir trabajando, seguiremos como hasta el día de hoy", dijo este lunes Ayón, que no se encontraba en el inmueble en ese momento, al confirmar la agresión.

Entretanto, en la ciudad de Torreón (1,000 km al noroeste de la capital), fueron encontrados diez cadáveres también el domingo en distintos puntos de la localidad, informó la fiscalía del estado de Coahuila.