•   Tegucigalpa / EFE  |
  •  |
  •  |

Las autoridades sanitarias de Honduras confirmaron la muerte de 24 personas en las últimas dos semanas debido al consumo de aguardiente adulterado con metanol, en la región central del país centroamericano.

El jefe de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud, Tomás Guevara, dijo que "24 personas murieron por la ingesta de alcohol adulterado", de un grupo de 48 intoxicados.

Agregó que de las víctimas mortales, once fallecieron en el Hospital Escuela de Tegucigalpa y trece en "sus domicilios", en la ciudad de Siguatepeque, 113 kilómetros al norte de la capital hondureña.

"El Ministerio Público, a través de las autopsias, halló metanol en los cuerpos de las personas que fallecieron", indicó Guevara.

Algunos de los 24 sobrevivientes todavía permanecen internados en el hospital regional Santa Teresa, de Comayagua, unos 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

Confirman que metanol los mató

Las autoridades de Salud también investigan la muerte de un hombre, presuntamente por haber consumido aguardiente adulterado con metanol en el municipio de Jesús de Otoro, en el occidental departamento de Intibucá.

La portavoz del Ministerio Público, Issa Alvarado, dijo que en trece autopsias que han practicado los médicos forenses "hay indicios que estas personas fallecieron porque el guaro (aguardiente) que bebieron estaba adulterado con metanol".

Agregó que la Fiscalía "está investigando el alcohol que se decomisó en Siguatepeque y Comayagua para determinar si está adulterado".