•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

El Vaticano anunció la excomunión del sacerdote chino José Yue Fusheng, ordenado el viernes obispo de Harbin (China) sin el permiso del papa Benedicto XVI, indicó el martes en un comunicado.

"Padre Yue Fusheng ha sido ordenado prelado sin mandato pontificio y por lo tanto esa ordenación es ilegítima", sostiene la nota, que menciona el artículo 1,382 del Código de Derecho Canónico que prevé una sanción automática en estos casos.

Ese artículo prevé además que "el obispo que confiere a alguien la consagración episcopal sin mandato pontificio, así como el que recibe de él la consagración, incurren en excomunión latae sententiae (automática) reservada a la sede apostólica".

En la nota se precisa que el sacerdote ya había sido informado en varias ocasiones de que no podía ser ordenado porque no contaba con el visto bueno de la Santa Sede “y más veces se le pidió que no aceptara la ordenación episcopal sin el mandato pontificio”.

Los obispos que participaron en la ordenación ilegítima tendrán que explicar su participación. En otros casos similares, obispos asistentes explicaron que fueron obligados por las autoridades chinas a participar en ceremonias sin el permiso de Roma.

El Vaticano recordó el “deseo” expresado por las autoridades chinas de dialogar con la Santa Sede y a este respecto añadió en la nota que “deseamos que dicha autoridad no promueva gestos contrarios a ese diálogo”.

China y la Santa Sede no tienen relaciones diplomáticas desde 1951.