•   La Haya  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Corte Penal Internacional, CPI, condenó a 14 años de cárcel al exjefe de milicia congoleño Thomas Lubanga por crímenes de guerra en la República Democrática del Congo, RDC, ayer martes, pronunciando su primera condena desde que comenzó a funcionar en La Haya, en 2003.

“Lubanga es condenado a una pena total de 14 años de prisión”, dijo el juez Adrián Fulford durante una audiencia pública en La Haya. El magistrado precisó que el tiempo pasado en detención provisoria desde 2006 será deducido de la pena.

El 14 de marzo pasado, Thomas Lubanga, de 51 años, fue reconocido culpable de crímenes de guerra por haber usado niños soldados menores de 15 años durante la guerra civil en Ituri, entre 2002 y 2003.

La Fiscalía había reclamado una pena de 30 años de cárcel el tres de junio contra el acusado. Thomas Lubanga, quien vestido con un traje gris y una camisa celeste, parecía tenso el martes, pero permaneció impasible cuando se pronunció el veredicto.

Los jueces acordaron al exjefe de la milicia una circunstancia atenuante. Reconocieron su “cooperación constante con la Corte a lo largo de todo el procedimiento, a pesar de que el comportamiento de la acusación lo sometía a una presión constante e injustificada”.

La CPI es el primer tribunal penal internacional permanente encargado de juzgar a los presuntos autores de genocidios, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra.

El fundador de la Unión de los Patriotas Congoleños, UPC, y excomandante de las Fuerzas Patrióticas para la Liberación del Congo, FPLC, el brazo armado de la UPC, encarcelado en La Haya desde 2006, se había declarado inocente durante su juicio, que comenzó en enero de 2009 y terminó en agosto de 2011.

Durante la audiencia del 13 de junio, Lubanga había recibido el fallo de culpabilidad “como un balazo en el rostro”. “Yo me presenté como un caudillo de la guerra (...), pero jamás acepté o toleré que semejantes enrolamientos (de niños soldados) tuviesen lugar”, protestó.

La CPI designará el lugar donde Thomas Lubanga purgará su pena. Deberá elegir uno de los seis países que declararon estar dispuestos a recibir a los condenados de esta corte: Malí, Serbia, Gran Bretaña, Bélgica, Austria y Finlandia.