AP
  •  |
  •  |
  • AP

 Buzos militares luchan hoy martes con el barro y una fuerte corriente para rescatar los últimos cuatro barriles de cianuro granulado, parte de un cargamento de casi 100 contenedores que cayó el fin de semana en un río al norte del país.

Al menos 17 buzos trabajan desde el sábado para sacar los barriles, cargados cada uno con 50 kilos de cianuro granulado envuelto en paquetes plásticos, que cayeron al agua cuando el camión en el que iban cargados se precipitó de un ferry en que viajaba por un tramo del río Magdalena, en una zona del norte colombiano.

El almirante Guillermo Barrera, comandante de la armada nacional que encabeza los trabajos, dijo que hasta la tarde del martes se han logrado extraer del camión sumergido en el agua 92 barriles y que apenas faltaban cuatro.

''Las labores siguen como si estuviéramos empezando... hasta que no encontremos la última no estaremos tranquilos'', dijo Barrera en entrevista telefónica.

Temprano el oficial explicó que las dificultades en extraer más rápidamente los barriles se deben al lodo que se ha acumulado dentro del vehículo donde iba la carga.

''Mis hombres están metiendo un sistema (de compresión) para sacar sedimentación (lodo) dentro del camión y tan pronto saquen el lodo, sacarán el resto de canecas (barriles) de cianuro y estamos optimistas que todo salga bien'', dijo el oficial. ''El lodo es lo que nos ha dificultado sacar el camión enterrado'', aseguró.

Dijo que el camión se encuentra a unos nueve metros de profundidad y que otra de las dificultades es la velocidad del agua, que en esa zona es de unos ocho nudos (unos 14 kilómetros por hora).

Aseguró que se hacen constantes pruebas al agua para comprobar que no habido contaminación en el Magdalena, río que desemboca en el Océano Atlántico en la parte norte de Colombia, luego de recorrer 1.540 kilómetros desde el suroeste del país.

''Hay un grupo asignado solamente para verificar todo el día que el agua no este contaminada, es un trabajo arduo desde el pasado fin de semana... y se están tomando muestras del río permanentemente'', dijo.

Especialistas en toxicología han dicho que el cuerpo humano no acepta la más mínima concentración de cianuro al punto que 0,5 miligramos de esa sustancia por kilo de peso de una persona, ya sería suficiente para ocasionar la muerte, de acuerdo con Camilo Uribe, jefe del centro de toxicología de la clínica privada Lorencia Villegas, en Bogotá.