•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La agencia espacial NASA informó hoy que el robot explorador Curiosity sigue rumbo a su cita, el 6 de agosto, con Marte, donde contribuirá a aclarar si el planeta alguna vez fue capaz de sustentar vida.

"Ésa es la gran cuestión", afirmó en una conferencia de prensa Michael Meyer, el científico principal del Programa de Exploración Marciana.

"Las exploraciones previas de la superficie del planeta ya han ampliado nuestro concepto y sabemos que Marte tuvo elementos que pueden haber sustentado la vida", añadió. "Hemos encontrado agua, glaciares, hemos encontrado minerales que se encuentran en el agua".

El Curiosity, que pesa una tonelada, es el más grande de los artefactos de exploración enviados a Marte y descenderá sobre la superficie de ese planeta el 6 de agosto a la hora 05:31 GMT empleando un paracaídas gigantesco y una grúa operada con cohete.

Características

La NASA lanzó la misión, de 2,500 millones de dólares, en noviembre de 2011, y el robot de seis ruedas, que descenderá en el cráter Gale, tiene una fuente nuclear de energía que le permitirá seguir operando por todo un año marciano, equivalente a unos 23 meses de la Tierra.

"Con el descenso de Curiosity comenzará la aventura de explorar el cráter Gale", añadió Meyer. El cráter, con un diámetro de unos 155 kilómetros, tiene una montaña central que se eleva a 5,000 metros.

El miércoles pasado la cápsula que transporta al Curiosity encendió sus cohetes de navegación a fin de ajustar el curso de aproximación a Marte, colocando la antena en dirección a la Tierra.

Ésa fue la antepenúltima de las maniobras de navegación esperadas antes de que Curiosity descienda en Marte.

Está protegido

Si todo funciona según lo programado la cápsula ingresará en la atmósfera marciana a 21,145 kilómetros por hora, protegida por un escudo contra las elevadas temperaturas causadas por la fricción.

A 11,000 metros de la superficie marciana, la cápsula desplegará el paracaídas más grande enviado a otro planeta -16 metros de diámetro- para frenar el descenso.

El encendido de ocho cohetes disminuirá aún más la velocidad de descenso y cuando la cápsula esté a 20 metros del suelo, el Curiosity será bajado con cables desde una grúa. Cuando falten 12 segundos para el contacto, el Curiosity desplegará sus patas con ruedas.

Después de que el artefacto se haya posado, la grúa flotante cortará los cables y se estrellará a distancia segura.

"Esta misión presenta problemas enormes", reconoció Doug McCuistion, el director del Programa de Exploración Marciana. "Pero la NASA fue creada para encarar grandes problemas".

Lleno de expectativas y promesas

Para la comunidad científica la misión del Curiosity está llena de expectativas y promesas, añadió McCuistion, quien indicó además que en anticipación del descenso en Marte se han preparado numerosas actividades educativas.

Dado que el artefacto tocará la superficie marciana cuando sea poco más de la medianoche en Estados Unidos, la NASA y numerosas instituciones educativas han organizado "trasnoches" en escuelas y bibliotecas y museos para seguir la operación.

Entre los materiales educativos que conmemoran el hecho se cuenta la primera edición en Braille de 1.500 libros dedicados al Curiosity, y una aplicación para la tableta iPad que permitirá seguir el descenso con imágenes tridimensionales.

John Grotzinger, científico del proyecto, explicó que cuando la NASA habla de un ambiente habitable "se refiere a un sitio que tenga agua, una fuente de energía, ya que todos los microorganismos requieren energía, y una fuente de carbono, ya que los organismos tal como los conocemos están constituidos por carbono".

Pero Grotzinge advirtió de que ésta es una misión científica que requiere paciencia.

"No habrá un solo gran descubrimiento revelador", añadió. "Lo que habrá será una secuencia de pequeños descubrimientos que irán sumándose, como piezas de un rompecabezas, para ampliar nuestro conocimiento".