•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las autoridades hondureñas capturaron en el litoral caribeño al colombiano Alexander Montoya Úsuga, alias "el Flaco", contra quien Interpol emitió una orden de detención acusado de narcotráfico, informó este miércoles en Tegucigalpa un portavoz policial.

El colombiano, de 33 años, fue detenido el martes por policías hondureños en un hotel del puerto de La Ceiba, 400 km al norte de Tegucigalpa, precisó el portavoz de la policía de Honduras, subinspector Germán Rivera.

"Está confirmada la detención pero no hemos dado detalles porque la información se mantiene en reserva para no entorpecer las investigaciones, que siguen su curso", dijo escuetamente Rivera al confirmar informes que trascendieron en la prensa colombiana.

El subinspector prefirió mantener en reserva el procedimiento que seguirán las autoridades hondureñas sobre una eventual entrega de Montoya Úsuga a Colombia y tampoco reveló detalles de la operación en la que fue detenido.

Según el periódico El Tiempo de Bogotá, que citó fuentes de inteligencia, Montoya Úsuga era perseguido por las autoridades por sus vínculos como subjefe de una banda colombiana "Los Urabeños", acusado por narcotráfico y crímenes contra la humanidad en su país.

Montoya Úsuga ocupó el segundo lugar al mando de la banda después de la muerte en enero pasado de su familiar Juan de Dios Úsuga, alias 'Giovanny', según el informe.

Iban tras él
Manejaba las rutas del tráfico de cocaína en el Urabá antioqueño y chocoano y tiene cinco órdenes de captura por homicidio, portación ilegal de armas y concierto para delinquir, agregó.

Además, tiene una condena a 40 años de cárcel por el asesinato en agosto de 2002 en Miranda, departamento de Cauca, de la enfermera Amparo Figueroa, protegida como testigo.

El colombiamo habría llegado a Honduras en un avión que desapareció en abril de un hangar en el aeropuerto de El Dorado y que luego aterrizó en una escala en Carepa, según informes de la Fuerza Aérea Colombiana.

Las autoridades hondureñas emprenden una ofensiva contra el narcotráfico en conjunto con la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) en la llamada operación 'Yunke', que ha llevado al decomiso de más de cinco toneladas de cocaína en lo que va de 2012.

Según Estados Unidos, cerca del 90% de la droga que se consume en el mercado estadounidense pasa por México y Centroamérica, especialmente por Honduras, donde los traficantes aterrizan en avionetas o alcanzan la costa del Caribe en lanchas rápidas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus