•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El candidato de la izquierda mexicana Andrés Manuel López Obrador acusó este miércoles al triunfador de la elección presidencial, Enrique Peña Nieto, de haberse beneficiado con recursos ilícitos, otro argumento que presentará al Tribunal electoral para anular los comicios.

"Vamos a presentar una denuncia ante el Tribunal Electoral del uso del dinero de procedencia ilícita en beneficio de Enrique Peña Nieto, lo que comúnmente se conoce como lavado de dinero", dijo en conferencia de prensa López Obrador, quien según el cómputo oficial obtuvo 31,6% de los votos, unos 3,3 millones menos que el abanderado del PRI (38,2%).

Peña Nieto, pidió este mismo miércoles a sus opositores una "actitud constructiva" mientras concluye el proceso de impugnación presentado por la izquierda para que se invaliden los comicios, ante el Tribunal que tiene hasta el 6 de septiembre para promulgar al presidente que asumirá en diciembre para el periodo 2012-2018.

López Obrador dijo que enviará al Tribunal nuevas pruebas que señalan a concretamente a cinco empresas, de ellas dos ya reconocidas por la autoridad electoral como aportantes a la campaña del PRI, de haber entregado unos cinco millones de dólares cuyo origen no es claro.

Esa cifra representa "sólo la punta del iceberg", aseguró Jaime Cárdenas, representante jurídico de López Obrador.

"Suponemos o que los recursos provienen de los presupuestos públicos estatales o del crimen organizado, lo que estamos pidiendo es que se investigue precisamente eso", añadió Cárdenas en la misma conferencia.

Recursos triangulados

Los recursos fueron triangulados según esa denuncia a través del banco Monex y entregados a operadores priistas en tarjetas electrónicas de débito, de los cuales algunos entregaron a López Obrador después de las elecciones motivados por "problemas de arrepentimiento".

Algunas de esas empresas tienen direcciones fiscales "falsas o fantasmas", y una tiene como socio principal a una persona que pasó de ser obrero a tener ingresos millonarios, según los argumentos de la izquierda.

Una semana antes de las elecciones el gobernante Partido Acción Nacional -cuya candidata Josefina Vázquez Mota quedó en tercer lugar- había denunciado que el PRI había utilizado cerca de 49,09 millones de dólares en tarjetas de Monex para pagar a sus funcionarios del día de elecciones.

La izquierda pidió invalidar los comicios asegurando que el PRI compró más de cinco millones de votos y que la campaña fue inequitativa por el trato sesgado de los medios a favor de Peña Nieto, el rebase del tope legal de gastos y la manipulación de encuestas.

López Obrador, que en 2006 al perder la presidencia por 0,56% organizó manifestaciones que paralizaron por semanas parte de Ciudad de México, había anunciado que divulgaría en la conferencia de prensa un plan de acciones para reforzar el pedido de anulación, pero ahora dijo que lo presentará el viernes.

Peña Nieto se reune con Calderón

Peña Nieto, que el martes se reunió con el presidente Calderón, dijo que respeta las opiniones en su contra. "Seré respetuoso deseando que siempre se den dentro de la vía pacífica".

Independientemente del plan de López Obrador, un grupo de sindicatos y organizaciones civiles han programado a partir del próximo fin de semana una campaña de movilizaciones por todo el país para impedir que Peña Nieto asuma el poder el 1 de diciembre.

"Lo que legitima a un presidente es el voto de la ciudadanía", dijo Peña quien explicó que la reunión con Calderón fue un encuentro preliminar informal en que ambos compartieron el interés de impulsar reformas estancadas por años en el Congreso.

"El interés de ambos está en ver hacia adelante para lograr una transición en armonía y en colaboración institucional", manifestó.