•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Rusia y China vetaron este jueves la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que busca imponer sanciones contra el presidente sirio Bashar al Asad, si no detiene el uso de armas pesadas.

Se trata de la tercera vez en nueve meses que Rusia y China han empleado su derecho a veto como miembros permanentes del Consejo para bloquear resoluciones contra Damasco. La votación resultó en 11 a favor, dos en contra y dos abstenciones.

"El Reino Unido está consternado por el veto de Rusia y China", afirmó el representante británico en la ONU, Mark Lyall Grant.

Reino Unido, con el apoyo de Francia, Alemania, Estados Unidos y Portugal, presentó una propuesta de resolución, amparada en el capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas, que amenaza con sanciones diplomáticas o económicas, y no militares, si el presidente sirio no detiene el uso de armas pesadas en los siguientes 10 días de ser aprobada.

Rusia se opone fervientemente a la amenaza de sanciones contra Siria.

Este jueves, centenares de personas huían de los barrios de Damasco, escenario de combates de una extrema violencia, tras el atentado del miércoles que costó la vida a tres altos responsables del régimen, entre ellos el cuñado de Al Asad.