•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Unos 100,000 fieles musulmanes fueron el viernes, día de oraciones, hasta la Ciudad Antigua de Jerusalén para participar en la oración del primer viernes del Ramadán, anunció el portavoz de la policía israelí.

El Ramadán es el mes de ayuno de los musulmanes, quienes pueden comer únicamente una vez al día, usualmente por la noche. El ayuno de esta temporada es una de las prácticas fundamentales de la religión mahometana.

La policía y el ejército israelíes suspendieron las restricciones habituales de acceso de los palestinos de Cisjordania a Jerusalén Este, que Israel ocupa y mantiene bajo anexión desde 1967.

Pero de todas maneras impusieron un límite de edad para los hombres a partir de los 40 años.

"Unos 100,000 palestinos de Cisjordania fueron a la explanada de las Mezquitas para orar", indicó el portavoz de la policía, Micky Rosenfeld. "Todo se desarrolla en calma", agregó.

Rosenfeld precisó que desde la mañana miles de policías estaban desplegados en las inmediaciones de la explanada de las Mezquitas para prevenir cualquier incidente.

"Los palestinos de Cisjordania de más de 40 años y todas la mujeres, sin límite de edad, están autorizados a acceder a la explanada de las Mezquitas", declaró el portavoz de la policía.

En la explanada de las Mezquitas, situada en Jerusalén Este, se encuentra la Cúpula de la Roca y la mezquita Al Aqsa, tercer santo lugar del islam.