•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El inicio de la campaña electoral en Venezuela ha estado marcado por críticas al "ventajismo" del presidente Hugo Chávez, quien según la oposición usa medios estatales y recursos públicos para promover su reelección, a lo que el gobierno responde que la prensa privada le ataca sin cesar.

"Es bastante fácil demostrar que hay unas ventajas que tiene el candidato oficialista, como que usa cadenas (de transmisión obligatoria) por televisión y radio que le dan un mayor tiempo al aire que al candidato opositor, o que usa las instituciones públicas y los medios de comunicación estatales para hacer su campaña", aseguró a la AFP el politólogo John Magdaleno.

"Hay edificios públicos con propaganda oficialista y en la campaña se usan vehículos de instituciones oficiales e incluso recursos públicos", dijo Magdaleno, director de la consultora Polity, asegurando que "una campaña de oposición en Venezuela es claramente una contienda contra el Estado".

Esta semana tanto Chávez como el candidato opositor, Henrique Capriles Radonski, firmaron un acuerdo electoral en el que se comprometieron a reconocer los resultados de las presidenciales del 7 de octubre y a promover "la paz" durante la campaña.

Sin embargo, en el acuerdo, promovido por el Consejo Nacional Electoral (CNE), no se incluyeron los dos puntos que la oposición consideraba clave: la prohibición a Chávez de hacer cadenas obligatorias para promocionar su candidatura y del uso de recursos públicos en la campaña.

Desde el gobierno se ha defendido especialmente el uso de las cadenas, que Chávez --en el poder desde 1999-- encabeza constantemente e incluso por espacio de varias horas.

Chávez lanza epítetos contra Capriles
"Cómo van a pedir que no haga cadenas si eso no está contra la ley ni contra la norma electoral", dijo en estos días Chávez, quien el sábado tildó a Capriles Radonski en una de estas transmisiones obligatorias de ser "el candidato de la burguesía (...), hijo de mamá y papá, golpista" y "fascista".

"Las cadenas son herramientas legítimas para informar sobre la actividad de gobierno. La oposición quiere que no informenos para valerse de su hegemonía mediática para censurar a Chávez y su obra de gobierno", dijo a su vez a la AFP el ministro de Información y Comunicación, Andrés Izarra.

Ministro apunta a “hegemonía mediática" de privados
Según Izarra, esa "hegemonía mediática" se explica en que "el 80% del espacio radioeléctrico está en manos privadas. La mayoría de ellas (radios) en contra del gobierno", mientras "la cobertura noticiosa de (las televisoras privadas) Televen y Venevisión es ampliamente favorable a la oposición".

"Esos dos canales aglutinan el 80% de la audiencia", aseguró el ministro.

Por ley, cada candidato dispone de tres minutos al día para hacer campaña por los medios audiovisuales, mientras el gobierno tiene además diez minutos diarios para transmitir mensajes institucionales y el presidente puede realizar cadenas sin límite de tiempo.

Para Gustavo Tarre, profesor de Derecho de la Universidad Central de Venezuela, al "promover" en las cadenas su candidatura, "el presidente hace cosas que están prohibidas por ley".

Por el momento, la mayoría de las encuestas dan como claro favorito a Chávez, con una ventaja que, según la reputada firma Datánalisis, alcanza los 15 puntos sobre Capriles.