•   Brasilia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno de Brasil redujo de 4.5% a 3% la previsión de crecimiento del PIB para 2012, por la crisis internacional, indicó este viernes el Ministerio de Planificación en un informe, en el que prevé una recuperación en el segundo semestre del año.

La cifra esperada por el gobierno es mayor a la expectativa del mercado (2.05%) y del Banco Central y el FMI, que aguardan un crecimiento de 2.5% de la sexta economía mundial.

"En el escenario internacional, las más recientes decisiones de los líderes europeos alejaron la posibilidad de una crisis bancaria en el corto plazo, pero la falta de crecimiento y la reducción del comercio continúan predominando en las economías avanzadas", indica el reporte.

"Brasil está preparado y en una mejor situación con respecto a los principales países (del mundo) e incluso a la propia crisis de 2008 y 2009. Sin embargo, nuestra economía también fue afectada por ese deterioro del escenario internacional", añade.

En el primer trimestre del año, el PIB de la mayor economía latinoamericana presentó un magro crecimiento de 0.2% con relación al trimestre anterior y de sólo 0.8% con relación a igual período de 2011.

El gobierno y el banco central han lanzado en los últimos meses una serie de medidas para estimular la industria e impulsar el crecimiento, con rebajas de impuestos y de la tasa de interés de referencia a un mínimo histórico de 8% para estimular la expansión del crédito y el consumo interno.

"La retomada del crecimiento ocurre de forma gradual, dado que diversas medidas de estímulo adoptadas por el gobierno brasileño aún no afectaron plenamente la actividad económica", subraya el informe.

La previsión del Ejecutivo brasileño es que la economía muestre una "aceleración de crecimiento en el segundo semestre de 2012, en función de las medidas adoptadas por el gobierno", sigue.

El FMI llamó este viernes a Brasil a aumentar la productividad y reequilibrar la demanda en el país, con más esfuerzos en inversiones que en consumo.