•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Marcadas por la violencia, la corrupción y hasta la muerte de una estrella, las películas de Batman han estado siempre teñidas por la tragedia, pero tras la masacre en el estreno del nuevo film de la saga en Estados Unidos, un horror insondable permeará a la serie.

Tras la masacre la madrugada del viernes en un cine en Aurora, una localidad cerca de Denver, Colorado (centro), a sala llena para ver el estreno de "The Dark Knight Rises", última entrega de la lucrativa franquicia, es difícil no preguntarse si el atacante no se inspiró de alguna manera en los personajes.

Hasta ahora nadie sabe exactamente por qué un hombre vestido de negro, con una máscara de gas y con armadura de cuerpo entero, comenzó a disparar en una sala con cientos de personas, y no hay prueba de que sus acciones tengan conexión directa con la historia de Batman.

Pero por defecto, realidad y ficción quedaron vinculados, y la alfombra roja de la película que iba a tener lugar el viernes en París con las estrellas Christian Bale, Anne Hathaway, Marion Cotillard y Morgan Freeman, fue cancelada.

La Policía de Nueva York anunció además que se intensificarán las medidas de seguridad en los cines que exhiben el film, en parte, "como medida de precaución contra imitadores".

Controversia preelectoral

Incluso antes de la tragedia, la franquicia de Batman no estuvo exenta de controversia, sobre todo cuando el actor Heath Ledger, cuya interpretación del Guasón en la exitosa película de 2008 "The Dark Knight" le valió un Oscar, murió meses antes del lanzamiento de la cinta.

El director Chris Nolan fue elogiado por su ambicioso final de la trilogía de Batman, que detalla la amplitud del trauma del protagonista Bruce Wayne, testigo en su infancia del asesinato de sus padres, y deja de manifiesto su promesa de venganza y su condición de solitario y excéntrico millonario.

La personificación del archivillano Bane, uno de los peores enemigos de Batman, una bestia humana que lleva una máscara de gas y causa terribles ataques, provocó un gran revuelo en la radio estadounidense.

El locutor conservador Rush Limbaugh atacó salvajemente a Hollywood por sus corrientes políticas subyacentes, y señaló que Bane suena como Bain Capital, la firma de capital privado fundada por Mitt Romney, el rival republicano del presidente Barack Obama en las elecciones de noviembre.

"La idea es que cuando (la gente) empiece a prestar atención a la campaña a finales de año, y Obama y los demócratas sigan hablando de Bain, no, Bain Capital, pero (digan) Bain, Romney y Bain, esta gente va a pensar de nuevo en la cinta de Batman y dirán 'Ah, sí, yo sé quién es'", dijo Limbaugh.

Chuck Dixon, el escritor de cómics que creó el personaje de Bane en 1993, mucho antes de que Romney se postulara para presidente, dijo en internet que la comparación es "ridícula".

¿Reflejo de la sociedad?

Durante años ha habido un debate sobre si películas como las de "Batman" son reflejo de la sociedad.

La violencia de las producciones de Hollywood y otros insumos básicos de la cultura popular, como el rap y el heavy metal, fueron presentados como chivos expiatorios tras diferentes tragedias estadounidenses, y algunas películas de hecho inspiraron actos extremos, como atentados a presidentes.

Aunque la influencia de Batman en el autor de la masacre de Aurora no está clara, el 'enmascarado' ha estado envuelto en hechos violentos desde su surgimiento en un libro de historietas en 1939, y muchos buscaban el viernes pistas en la saga de la tragedia de Colorado.

Los recientes filmes de Batman retratan a políticos ineficaces, policías corruptos presionados por mafiosos y terroristas, y un sistema legal decadente en la ficticia de Ciudad Gótica, encarnación por excelencia de las disfunciones de la era moderna.

Batman es un héroe torturado que se debate entre el bien y el mal, obligado a intervenir cuando el orden se quiebra. Pero en la última película, el mayordomo de Wayne, Alfred, le exhorta a no tomar la causa de Ciudad Gótica, diciéndole que no hay nada para él allí, "sino dolor y tragedia".

Ante la incomprensión por la matanza y la impotencia de las autoridades para impedir la muerte de personas inocentes, expresada el viernes por los usuarios de las redes sociales, Corey Graves, un residente de Florida (sureste) dedicado a la lucha libre, dijo en Twitter: "Un poco te hace desear que Batman sea real, ¿no?".