•   La Paz  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente boliviano, Evo Morales, anunció la expropiación de un terminal de buses y de un hotel construídos con dineros públicos de esa región y luego privatizados en 1995 por un monto menor al de su costo de construcción, según denunció este viernes en un acto público.

"He decidido recuperar la terminal (de buses) y el hotel para el departamento de Oruro", anunció Morales, que leyó el tenor de un decreto supremo que autoriza la operación.

Ambas edificaciones, que forman un sólo complejo, construidas con dineros del fisco a un costo de 6 millones de dólares, fueron adjudicadas a privados en 1.870 millón de dólares en 1995, en el marco de un plan de privatizaciones de empresas públicas alentada por el expresidente liberal Gonzalo Sánchez de Lozada.

Ese monto no significa "siquiera la mitad del costo de la construcción" y "algunas autoridades dicen que no han pagado todo, por lo que esperamos una profunda auditoría", señaló.

La propietaria de ambos bienes, Marcela Loayza, dijo que ambas posesiones fueron "adquiridas legalmente" por lo que "haremos valer nuestro derecho propietario" ante la justicia.

Diversas organizaciones civiles de Oruro plantearon la expropiación, incluso con una huelga de hambre a principios de julio, debido al mal funcionamiento del terminal que sirve a Oruro.