•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Organizaciones humanitarias denunciaron ayer viernes la persistencia de torturas, malos tratos y condiciones inhumanas en centros de detención en Argentina, luego de difundirse un video en el que se veían los tormentos que recibían dos presos en la provincia de Salta.

“Las prácticas de tortura forman parte de la cultura y del sistema de gobierno de las cárceles, comisarías, institutos de menores y unidades psiquiátricas” de Argentina, sostuvo el Centro de Estudios Legales y Sociales, CELS, en un comunicado.

La entidad humanitaria, una de las más prestigiosas del país, afirmó que esta situación viene siendo denunciada desde hace años por la Organización de Naciones Unidas, ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH.

“Hasta el día de hoy no se ha logrado revertir una situación que el Comité contra la Tortura de Naciones Unidas, en 2004, marcó como generalizada y habitual por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, tanto en las provincias como en la Capital Federal”, expresa la nota de prensa.

El CELS “registró 155 casos de tortura y malos tratos entre junio y agosto de 2011, de los cuales el 57.5% no fueron denunciados penalmente”.

“De estos casos, el 50% sucedió en unidades penitenciarias; el 49% en dependencias policiales y el 1% en otras instituciones”, reveló.

A raíz del video, que primero fue subido a YouTube y luego a las páginas web de varios diarios argentinos, ya fueron detenidos seis policías.

Las pericias judiciales establecieron que los hechos habían ocurrido en la comisaría 11 de General Güemes, a unos 50 km de la ciudad de Salta, entre setiembre y noviembre de 2011.

La justicia intenta además identificar a las víctimas tomando como referencia los registros del libro de guardia y detenidos de esa dependencia, según la agencia oficial Télam.