•   Palma, España  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Guardia Civil española detuvo hoy al supuesto asesino de la venezolana María Karina Rosales Rivera, de 38 años, cuyo cadáver fue encontrado en mayo pasado.

Del detenido, de acuerdo a la información oficial, se conocen sus iniciales, F. R. R., la edad, 45 años, que era compañero sentimental de la venezolana y que es natural de la isla de Ibiza, en el Mar Mediterráneo.

El cadáver fue hallado por unos excursionistas en una casa abandonada en una zona boscosa de dicha isla. Estaba semidesnudo, con cortes en el cuello y dos fuertes golpes en la cabeza, además de otros signos de violencia.

La mujer vivía en una casa de campo con el detenido, que denunció la desaparición de la mujer antes de que fuera encontrado el cadáver el pasado 13 de mayo y que declaró que mantenían con ella una relación sentimental, aunque no estaba muy consolidada.

En su versión inicial, el hoy detenido aseguró que había dejado a la mujer el viernes día 11 de mayo en un bar de la ciudad de Ibiza y que no supo más de ella.

Durante estos meses los agentes investigaron a un gran número de personas que se relacionaban con la mujer por las redes sociales.

En su declaración ante la Guardia Civil, el hombre colaboró y, aunque se mostró en algunos momentos impreciso, aportó datos lógicos y "en cierta manera coherentes", indica la nota oficial.

Sin embargo, los investigadores concluyeron que la versión que dio el detenido incurre en falsedad y que el presunto autor de la muerte de esta mujer es él.