•   París  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Unos 300 bomberos y seis aviones antiincendios franceses participaban este lunes en la lucha contra un gigantesco fuego en la región española de Cataluña, en la frontera con Francia, que desde el domingo arrasó 13,000 hectáreas.

Cien bomberos franceses se unieron a los 200 que ya están trabajando desde el domingo en este gran incendio, alentado por un violento viento de tramontana.

Cuatro personas ya han muerto producto del incendio, todas de nacionalidad francesa.

Los seis aviones, que trabajan junto a los aparatos españoles, son de los modelos Canadair (2), Tracker (2) y Dash (2).

Pidieron ayuda

España había pedido ayuda a Francia, que se la concedió, confirmó el ministerio del Interior francés. La asistencia se enmarca en una convención de cooperación entre los dos países.

El fuego continúa sin control en el lado español de la frontera pero está controlado en Francia, donde se limitó a una zona de 20 hectáreas, indicó el ministerio.

"La situación sigue siendo tensa (sobretodo) si hay un cambio en la dirección del viento que lleve la cabeza del fuego hacia la frontera", añadió.

La dirección del viento cambió este lunes y la violenta tramontana del domingo dio paso a un viento húmedo del este procedente del mar Mediterráneo y de menor potencia.

Según el coronel Christian Coste, responsable del cuerpo de bomberos de la ciudad de Perpiñán, los bomberos españoles "tienen problemas para frenar el avance del fuego hacia el sur".

Por el momento no se teme una propagación del fuego hacia la frontera francesa, según la misma fuente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus