•   Damasco  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El régimen sirio reconoció este lunes que posee armas químicas y amenazó con usarlas en caso de una intervención militar en el país, aunque dijo que nunca las utilizaría contra civiles, al tiempo que seguían los combates entre el ejército y los rebeldes en Damasco y Alepo.

En tanto, y como era esperado, Siria rechazó la propuesta de los países árabes para una salida negociada del presidente Bashar Al Asad para evitar la violencia que ya dejó más de 19,000 muertos en 16 meses de revuelta contra su régimen.

La comunidad internacional sigue siendo incapaz de adoptar una posición común frente a la situación, por lo que los países europeos decidieron reforzar sus sanciones para controlar mejor el embargo de armas.

Europa y Estados Unidos también anunciaron más ayudas para los países vecinos de Siria, donde ya hay más de 120,000 refugiados.

23 personas mueren en Damasco
En Damasco, donde los combates duran desde hace una semana, al menos 23 personas, algunas con marcas de tortura, murieron el domingo "ejecutadas" por miembros del ejército en varios registros, aseguró el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una ONG con sede en Gran Bretaña.

Dieciséis hombres, en su mayoría de menos de 30 años, murieron en el elegante barrio de Mazzé, en el oeste de la capital, durante esos registros, indicó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH, que no pudo precisar si se trataba de civiles o de rebeldes.

Otros siete hombres fueron ejecutados en el barrio de Barzé. Según el OSDH, los cuerpos de algunas víctimas tenían la cabeza aplastada por un vehículo, mostraban golpes evidentes de bayoneta en el cuerpo o tenían las manos atadas.

El lunes por la tarde ya habían muerto 18 personas, según un balance provisional del OSDH.

Este mismo lunes el régimen reconoció que dispone de armas químicas pero que sólo las utilizará en caso de una "agresión extranjera".

"No se utilizarán armas químicas o no convencionales contra nuestros propios ciudadanos (...) Esas armas sólo serán utilizadas en caso de agresión extranjera", dijo Jihad Makdesi, un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, reconociendo por primera vez que Damasco dispone de este tipo de armas.

El domingo, la Casa Blanca advirtió que considera responsable al régimen de mantener bajo seguridad su arsenal de armas químicas. Israel dijo por su parte que no "aceptará" que las armas químicas caigan en manos del partido chiita Hezbolá libanés.