•   Bagdad, Irak  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una serie de 27 atentados no reivindicados dejaron al menos 107 muertos y 235 heridos ayer lunes en varios puntos de Irak, en la jornada más violenta en el país de los últimos dos años, indicó un balance de las autoridades.

Los atentados de ayer, el tercer día del Ramadán, afectaron tanto a Bagdad como a otras ciudades del norte del país, entre ellas Kirkuk, fronteriza con la región autónoma de Kurdistán. Entre las víctimas figuran numerosos soldados y policías.

El presidente del parlamento, Osama al Nujaifi, y el representante de la ONU en el país condenaron esos atentados, que por ahora no han sido reivindicados.

Irán estimó que “el objetivo de esos actos terroristas es crear disensiones confesionales y amenazar la seguridad, la estabilidad y la independencia de Irak”.

El atentado más sangriento se produjo en Taji, una ciudad situada 25 kilómetros al norte de Bagdad. Una serie de explosiones dejó al menos 42 muertos y 40 heridos, según dos fuentes médicas.

“Oí una explosión a lo lejos. Salí a la calle y delante de mi casa vi un coche que no conocía”, explicó a la AFP, Abu Mohamed, un habitante de Taji. Luego avisó a la Policía, que determinó que se trataba de un coche-bomba.

“Hemos pedido a los vecinos que evacúen la zona, pero cuando estaban saliendo de sus casas, la bomba explotó”, dijo el testigo.

Un periodista de la AFP en el lugar vio a un grupo de habitantes buscar a sus allegados entre los escombros de su casa.

Atacan a soldados

Más al norte, cerca de la ciudad de Duluiya, hombres armados entraron en una base militar hacia las cinco de la mañana, hora local, y abrieron fuego contra los soldados. Quince de ellos murieron y otros dos resultaron heridos, según un teniente del Ejército y una fuente militar.

También hubo ataques en las ciudades Saadiya, Jan Beni Saad, Kirkuk, Tuz Jurmatu y Dibis, todas ellas situadas al norte de Bagdad. En Kirkuk, Tuz Jourmatu y Dibis murieron al menos siete personas y otras 29 resultaron heridas en una serie de explosiones.

En la provincia Diyala, en el noreste de Bagdad, retenes del Ejército y la Policía fueron atacados por hombres armados y se oyeron estallar bombas que dejaron 11 muertos, entre ellos miembros de las fuerzas de seguridad.

Cuarenta personas resultaron heridas, según las autoridades y un médico de la capital provincial, Baquba.

Bagdad también vivió una jornada de violencia. Dos personas murieron en la explosión de un coche-bomba en los barrios Huseiniya y Yarmuk, según responsables de las fuerzas de seguridad y médicos. Al menos otras tres personas murieron y 21 resultaron heridas.

En el bastión chiíta Sadr City, en el corazón de la capital, otras 12 personas murieron y 22 resultaron heridas por la explosión de un coche-bomba.

En Dujail, en la provincia Salahedin (norte de Bagdad), una mujer murió en un atentado también con coche-bomba. El vehículo estaba estacionado cerca de una mezquita chiíta. Cuatro personas resultaron heridas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus