•   Moscú  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una flotilla de buques de guerra rusos entró en el Mediterráneo, indicó el martes el ministerio de Defensa de Rusia, y probablemente se dirija hacia el puerto sirio de Tartus, única base naval rusa en el Mediterráneo.

Estos buques de guerra, que zarparon a principios de julio del puerto de Severomorsk, cerca de Murmansk (noroeste de Rusia), "cruzaron hoy (martes) el estrecho de Gibraltar y entraron en el Mediterráneo", declaró un alto funcionario del ministerio, indicó ITAR-TASS.

Los buques realizarán las "maniobras militares previstas", agregó.

La agencia de información rusa añadió que se reunirán con otra flotilla de barcos de guerra, incluyendo un buque patrullero que prosigue su misión en el sureste del Mediterráneo.

Una fuente militar y diplomática había indicado a principios de mes que los buques que zarparon de Severomorsk viajaban rumbo al puerto sirio de Tartus.

La fuente había aclarado que dicho despliegue "no estaba relacionado con una escalada de la situación en Siria".