•   La Habana  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los restos del opositor cubano Oswaldo Payá fueron sepultados este martes en La Habana en medio del fervor de sus seguidores y de la detención de medio centenar de opositores que asistían al sepelio, entre ellos Guillermo Fariñas.

Con las manos en alto, haciendo la L de libertad y la V de la victoria, dos centenares de personas, fundamentalmente del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) fundado y encabezado por Payá, dieron el último adiós a su líder en un panteón familiar del Cementerio de Colón en La Habana.

Arrestos de Fariñas y opositores
Poco antes, al término de la misa fúnebre, hubo un incidente entre disidentes y partidarios del gobierno, en el cual fueron detenidos varios opositores, entre los que se encontraba Fariñas, que fueron subidos a la fuerza a dos autobuses por agentes de civil, constataron periodistas de la AFP.

Fariñas, un sicólogo de 50 años que ha cumplido varias huelgas de hambre contra el régimen, vestía una camiseta con el rostro de Payá al ser detenido.

Tanto Payá (en 2002) como Fariñas (2010) recibieron el Premio Sajarov del Parlamento Europeo, igual que las opositoras Damas de Blanco cubanas (2005), cuya fundadora, Laura Pollán, falleció el 14 de octubre de 2011 por problemas de salud.

Payá, un ingeniero de 60 años, murió el domingo en un accidente de tránsito cerca de Bayamo (744 km de La Habana), cuando el auto en que viajaba con el opositor Harold Cepero y dos activistas políticos extranjeros, perdió el control y chocó contra un árbol, según las autoridades.

Dos hijos de Payá contradijeron la versión oficial del hecho y sostuvieron que el automóvil rentado en que viajaba su padre fue embestido en varias oportunidades por un camión, lo que provocó el accidente.

La opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos, tolerada por el regimen, ha insistido en que se trató de un "trágico accidente" vial, responsabilizando al gobierno sólo por el "pésimo estado" de las carreteras.

En el auto viajaban el español Ángel Carromero Barrios (del derechista Partido Popular), quien conducía el automóvil y fue detenido para prestar declaraciones a la policía, y el demócrata cristiano sueco Jens Aron Modig, ambos de 27 años, que resultaron con heridas leves.

Los restos de Payá fueron trasladados a La Habana y velados en la Parroquia de El Cerro, en el municipio donde residía, gracias a que la Iglesia, que sólo deja velar a religiosos en los templos, hizo una excepción en este caso.

Hija de Payá advierte
Su hija, Rosa María Payá, responsabilizó públicamente al gobierno cubano por la "integridad física" de su familia.

"Por respeto a mi padre y a mi amigo Harold, yo tengo el deber, yo responsabilizo al gobierno cubano por la integridad física de mis dos hermanos, de mi madre y de toda mi familia", dijo Rosa María en el templo ante unas 200 personas, incluida la alta jerarquía de la Iglesia Católica.

La misa fúnebre fue oficiada por el cardenal Jaime Ortega, durante la cual leyó un mensaje del papa Benedicto XVI, quien le pidió "hacer llegar a los familiares de los fallecidos su más sentido pésame y cercanía espiritual, a la vez que suplica al Todopoderoso el total restablecimiento de los que resultaron heridos".

Un periodista de Bayamo publicó en su página de la red social Facebook (www.facebook.com/riobayamo#) fotos del auto accidentado, un Hyundai Accent azul, en el que se aprecia un fuerte impacto en el costado izquierdo trasero. En el asiento trasero viajaban los dos cubanos muertos y adelante los extranjeros.