•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La expresidenta del Congreso colombiano y actual senadora oficialista, Dilia Francisca Toro, fue detenida ayer martes en Bogotá, por orden de la Corte Suprema de Justicia, que la investiga por presunto lavado de activos, informó a la AFP un vocero de la Fiscalía.

La detención de la senadora se hizo efectiva en horas de la tarde, y Toro fue llevada inicialmente a la sede central del organismo acusador en Bogotá.

“Los agentes --del cuerpo técnico de investigaciones de la Fiscalía-- dieron cumplimiento a la orden de la Corte y la senadora ya está en la Fiscalía”, dijo la fuente sin suministrar más detalles.

La Corte investiga la compra por parte de una sociedad de la que Toro formaba parte de una hacienda vinculada a narcotraficantes del departamento de Valle, de donde es oriunda la senadora.

El máximo tribunal indicó que como socia de la compañía Agropecuaria Ceiba Verde Ltda., Toro compró la hacienda La Milagrosa, en diciembre de 2005, a sabiendas de que “se trataba de un predio asociado a organizaciones de los clanes de Phanor Arizabaleta Arzayus y Luis Alfonso Patiño Fómeque”, antiguos jefes narcotraficantes.

Fue suspendida

Toro, médica de profesión y actual senadora por el oficialista partido de la Unidad Nacional fue suspendida de esa colectividad política hasta que el máximo tribunal de la justicia colombiano resuelva su situación, anunció el senador Juan Lozano, presidente del partido.

La expresidenta del Senado afronta también otra investigación en la Corte por presuntos vínculos con grupos paramilitares de extrema derecha, en lo que se ha denominado como el proceso de la “parapolítica”.

Dicha causa ha llevado a la cárcel a al menos 100 dirigentes políticos, de los cuales varios son congresistas y, entre ellos, a cinco expresidentes del Senado, incluida Toro que lo presidió entre 2006 y 2007.